Mercedes-Benz SLK Roadster 2011


La tercera generación del aclamado Mercedes-Benz SLK ya está aquí para deleitar a los más exigentes. Los pedidos ya se pueden hacer y la firma alemana empieza a frotarse las manos sabedora de que ha hecho un gran trabajo. Las imágenes que podéis ver a continuación son buena prueba de ello. No estamos ante simples cambios, sino que ha sufrido una renovación completa.

Estéticamente podemos ver que adopta los patrones característicos de los últimos Mercedes-Benz, algo que se aprecia especialmente en el frontal. Es más agresivo y menos clásico que nunca, algo que agradecerán los más jóvenes. Las proporciones siguen siendo las mismas y también han querido hacer un guiño a los SLK anteriores con algunos detalles en los laterales.

Toda la iluminación es por diodos LED, lo cual hace que circulando de noche sea simplemente espectacular. Además, se puede elegir entre tres tipos de techo duro rectráctil: Varioroof con lunas tintadas, en color carrocería o Magic Sky Control, una novedad que hace que se aclare o se oscurezca en función de nuestros deseos. Eso sí, esta última opción no creo que sea especialmente barata.


El interior es menos soso que otros años. El volante es más deportivo al estar recortado en su parte inferior. Además, para mejorar el confort en días muy fríos, se ofrece el sistema AIRSCARF, capaz de hacer que un chorro de aire nos sacuda la nuca mientras conducimos. Los materiales empleados parecen ser de gran calidad, aunque eso es algo que no podemos saber a ciencia cierta por el momento.

El tablero de instrumentos es más completo que nunca. La pantalla central, de considerables dimensiones, es muy útil tanto para los sistemas de comunicación como para los sistemas de entretenimiento, que no son pocos. Uno se puede conectar a Internet, por lo que si tenéis la posibilidad de comprároslo os podréis parar en un semáforo para conocer todas las novedaes que se publican en Motor a Fondo. Por último, decir que también destaca la nueva iluminación tipo cabaret que han colocado en el interior, un toque que sin duda le añade misterio.

Los motores van asociados a cajas de cambio manuales de seis velocidades o automáticas 7G-Tronic de siete velocidades y son los siguientes:

– 200 BlueEFFIENCY: 1.8 (184 CV) – 0-100 km/h 7,0 s – desde 6,1 l/100 km
– 250 BlueEFFIENCY: 1.8 (204 CV) – 0-100 km/h 6,6 s – desde 6,2 l/100 km
– 200 BlueEFFIENCY: 3.5 (306 CV) – 0-100 km/h 5,6 s – desde 7,1 l/100 km

Cuentan con la función ECO Stop&Start y son un 25% más eficientes que los de la segunda generación. Pese a ello, alcanzan velocidades máximas de vértigo: 237, 243 y 250 km/h respectivamente.


Seguro que muchos de vosotros estaréis preocupados por la suspensión. Pues bien, se ofrecen tres tipos: convencional, deportiva y adaptable. Esta última es la más cara pero también la más recomendable, pues logra adaptarse en función del tipo de carretera. La amortiguación se regula electrónicamente y en muy poco tiempo.

En lo que a seguridad se refiere, hay que destacar que de serie incorpora el ATTENTION ASSIST, un sistema que viene muy bien para evitar que las distracciones terminen en tragedia. Opcionalmente también tenemos el PRE-SAFE, un sistema que frena automáticamente en caso de alcance trasero.

En España todavía no sabemos cuánto costará. En Alemania partirá desde los 38.675 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *