Mercedes-Benz ha conquistado a los jóvenes


El interior de un Mercedes-Benz ha dejado de oler única y exclusivamente a Brummel, Agua Brava y Courrèges. Ahora no es tan extraño aspirar y llevarse una fragancia dulce a los pulmones al más puro estilo One Million o Amor Amor de Cacharel. La tradición ha pasado de abuelos a padres y los nietos ya ven con buenos ojos la posibilidad de comprarse uno cuando se saquen el carné de conducir, algo que ni siquiera se planteaban hasta hace poco.

La firma alemana ha hecho todo lo posible para atraer a los clientes más jóvenes y por fin está vendiendo coches a personas que no sobrepasan la barrera de los 40 años, algo que empezaba a ser demasiado habitual y que ponía en entredicho el futuro de la marca “generalista” más veterana del sector de la automoción.

Primeros pasos en la década de los 80

Los de Stuttgart dieron sus primeros pasos en 1980, cuando el 90 (W201), apodado como Baby Benz, llegó al mercado con el objetivo de atraer a un público más juvenil. Así podían volver a competir en un segmento que habían abandonado por completo.


Después continuaron con las dos primeras generaciones del Clase A y con el Clase B, pero no ha sido hasta hace poco cuando han lanzado una ofensiva totalmente explícita apoyada en una ingeniosa campaña publicitaria que ha calado hondo.

La nueva hornada está triunfando

El nuevo Clase A nos mostró ese nuevo lenguaje de diseño que íbamos a ver en los modelos más pequeños de Mercedes-Benz, y que con alguna que otra modificación también se iba a introducir en modelos más grandes y de representación. Desde entonces han llegado el nuevo Clase B, el CLA, el GLA y muy pronto el CLA Shooting Brake. La oferta es muy amplia y solo se me ocurre decir que han sabido adaptarse a tiempo a los cambios que exigían los consumidores.

Mercedes-Benz Apps

Datos de la conquista

De todos los CLA que se venden en Estados Unidos, el 80% ha ido a parar a los clientes más jóvenes de Estados Unidos, los que como mucho llegan a lo que podríamos considerar como una edad mediana que en ningún caso sobrepasa 30 o 35 años. Además, se espera que el GLA pueda situarse en un 70% a nivel global, algo que dice mucho del lavado de imagen al que se han sometido gracias a la plataforma MFA, que ya es la responsable de un tercio de las ventas de la compañía en todo el planeta.

En estos momentos más de la mitad de los clientes de modelos compactos son nuevos y más jóvenes que los de otros modelos más tradicionales, y todo ello sin contar lo que smart es capaz de aportar al grupo. Es evidente que para seguir siendo una marca importante no solo debes cuidar a los que siempre te han sido fieles. También debes trazar una estrategia que te permita evolucionar y entrar en la mente de los nuevos clientes potenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *