Mercedes-Benz Citan


Mercedes-Benz acaba de presentar su nueva furgoneta. Se llama Mercedes-Benz Citan y está disponible en tres tipos de carrocería. En todos los casos hablamos de una furgoneta compacta ideal para casi todos los tipos de trabajo que precisan espacio de carga.

Es robusta y fiable, el aliado perfecto de todo repartidor que quiera subirse al carro de la firma alemana para moverse con glamour tanto por carretera como por ciudad. Su nombre viene de City y Titan, así que creo que sobran las explicaciones.

Las longitudes disponibles son tres: 3,94, 4,32 y 4,71 metros. También hay tres tipos de carrocería como he comentado anteriormente: Citan Furgón, Citan Mixta y Citan Combi. Ésta última es la más larga de todas. Idénticas opciones hay en cuanto a motorizaciones, puesto que se comercializa asociada a tres motores muy eficientes (75 CDI, 110 CDI y 114 CGI).

Su presentación oficial se llevará a cabo durante el Salón de vehículos comerciales de Hannover, en septiembre. Allí se podrá ver que es una furgoneta con muchas opciones. De hecho, en la parte trasera se puede elegir portón de hoja o de dos, lo mismo que sucede con la Renault Kangoo. Además, puedes ser de hasta 2.200 kg de MMA y cinco plazas.


Las versiones Furgón separan la carga del habitáculo. En ellas el airbag del conductor viene de serie, mientras que el del pasajero es opcional. En las Combi hay dos frontales y dos laterales, más los de cortina. La nota negativa es el interior del Citan, demasiado simple y con algunas restricciones. Por ejemplo, el volante sólo se puede regular en altura, por no citar que está fabricado con plástico…

De sus consumos y emisiones todavía no se sabe nada. Lo que sí se puede decir es que el motor gasolina de 114 CV incluye el paquete BlueEFFICIENCY, con parada y arranque del motor y neumáticos de baja resistencia a la rodadura. También incluyen indicador de cambio de marcha y se puede limitar la velocidad máxima desde fábrica.

Por último, decir que los intervalos de mantenimiento se producen cada dos años o cada 40.000 kilómetros recorridos, lo cual no está nada mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *