Maserati frena la producción del Quattroporte y el Ghibli

Maserati fábrica
Hace un año te comenté que las ventas de Maserati se habían disparado en España y en otros países como China y Estados Unidos, que es donde más unidades entregan cada mes. Sin embargo, las buenas noticias no son para siempre y los números en verde a veces van cambiando de color hasta que se manifiestan en rojo.

Los directivos de la firma italiana no quieren echarse las manos a la cabeza por ello porque la tendencia sigue siendo positiva, pero lo que no quieren es acumular un stock de narices mientras la fábrica de Grugliasco sigue funcionando a pleno rendimiento.

Del subidón a la estabilidad

Cuando se comieron las uvas (o las lentejas) durante las pasadas Campanadas, tuvieron muchos motivos para brindar, y el más importante de todos fue el 134% de crecimiento que experimentaron respecto a 2013. Entregaron 36.448 unidades y trazaron unas previsiones muy optimistas de cara a 2015, ya que esperaban vender 50.000 unidades. Utilizo un verbo en pasado porque se han dado cuenta de que no van a vender tantas ni de broma.

Maserati logo
Se conformarán con una cifra similar a la de 2014 y bajarán el ritmo de fabricación para no pillarse los dedos. El Ghibli y el Quattroporte, que eran los que más estaban tirando del carro, verán frenada su producción por el simple hecho de pasar de 12 a 10 turnos por semana, una medida lógica que afectará a los trabajadores que se presentaban en Griugliasco todos los sábados.

Confían en los Levante y Alfieri

A pesar de los pesares, la marca del tridente espera llegar a las 75.000 unidades vendidas en 2018 con el lanzamiento de modelos tan atractivos como el Maserati Levante o el Maserati Alfieri. Todo ello sin olvidar que la renovación del GranTurismo garantizará unos cuantos miles de ventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *