Más impuestos para los diésel


El precio del litro de diésel sigue subiendo como la espuma en España y nadie se queja. La crisis sacude a casi todos los españoles y no salimos a la calle para protestar contra un sistema que nos está llevando a la ruina. Nos conformamos con cualquier cosa y mientras el Gobierno sigue haciendo malabares para recortar el presupuesto público, ese que durante años se ha excedido del límite permitido por culpa de la corrupción y el despilfarro.

Desgraciadamente, a los que tengáis un coche diésel tengo que daros una mala noticia. Dentro de poco se tendrán que pagar más impuestos por ellos porque emiten mucho más NO2 y partículas sólidas que los gasolina, algo que desde luego es responsable de que nuestras ciudades estén llenas de polución. El Gobierno se ha propuesto gravar con una tasa impositiva mayor a los vehículos de próxima matriculación en base a dos nuevos factores: emisiones de NO2 y partículas de suspensión.

Como era de esperar, la patronal de fabricantes de automóviles (ANFAC) no ha tardado en poner el grito en el cielo ante esta medida. La industria automovilística está atravesando su peor momento de la historia y con noticias como estas no parece que vaya a remontar el vuelo. A la hora de comprarse un coche los consumidores tenemos que tener en cuenta demasiados gastos: combustible por las nubes, impuestos, mantenimiento, seguro… ¿Alguien dijo que nunca volvería a coger el transporte público?

Automoción,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *