Mantenimiento del coche en invierno


Llega el invierno y nos tenemos que preparar para sobrevivir a las temperaturas más bajas del año. Lo hacemos abrigándonos más y recurriendo a prendas de ropa gruesas, e incluso tiramos de bufandas y guantes para que la cabeza sea la única parte de nuestro cuerpo que queda al descubierto.

Con los coches pasa algo parecido, ya que éstos requieren un mantenimiento especial durante los meses de invierno. Para empezar, hay que tener muy claro que no es lo mismo dejar el coche en un garaje que en la calle. Si duerme resguardado de las duras condiciones climatológicas los líquidos del motor y la carrocería se conservan en mejor estado. Pero eso no es lo único importante. Hay más.

A tener en cuenta

– Las baterías empiezan a dar problemas a partir de los tres años. Se descargan, así que hay que prestar atención al ruido que hace el coche al arrancar. Si le cuesta poner el motor en marcha es mala señal, como también lo es que algunas partes relacionadas con la electrónica empiecen a fallar.

– Los niveles de líquido anticongelante y aceite hay que revisarlos. De este último hay que decir que es importante que mantenga el nivel de viscosidad idóneo.

– Volviendo al tema de dejar el coche aparcado en la calle, hay que decir que la escarcha se puede acumular en los cristales como consecuencia del frío. Hay que estar preparado para solucionar el problema, ya sea utilizando una bayeta o calentando el parabrisas con la calefacción, que por otra parte también hay que comprobar que funcione.


– Los neumáticos son más importantes que nunca en invierno. La nieve, la lluvia y el hielo pueden hacer que conducir sea misión imposible si los neumáticos están deteriorados o desgastados. Además, hay que colocar las cadenas cuando las condiciones de la vía lo requieran.

– Una revisión general nunca está de más. El alumbrado, los frenos la suspensión, el limpiaparabrisas… Todo cuenta. Como también cuenta no apurar demasiado el combustible, ya que en caso de avería (siempre y cuando no afecte al motor) nos puede mantener calentitos en el interior del vehículo hasta que llegue la grúa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *