Las carreteras más peligrosas del mundo

Después de conocer la carretera más peligrosa de España, toca conocer las más peligrosas del mundo. La geografía mundial tiene muchos puntos negros donde el conductor debe tomar especial precaución. Lugares tan complejos como montañas empinadas, recorridos con muchas curvas o valles infinitos son algunos de los lugares extraños, pero que han sido elegidos para construir una carretera. Los accidentes son frecuentes en estas zonas. Desde la India a varios países europeos, en todas partes del mundo se pueden encontrar carreteras peligrosas que conviene conocer si somos turistas en algunos de esos países.


Stelvio Pass Road, Italia
Se trata de una curiosa carretera situada a más de 2.700 metros sobre el nivel del mar, en pleno valle de la montaña. Según el registro, es la carretera pavimentada más alta de los Alpes. Hay que ir con mucho cuidado porque algunas zonas son extremadamente estrechas, lo que dificulta el tránsito.


Puxi Viaduct, Shanghai
Se trata de una gran construcción que sirve como intercambiador, por la que pasan diariamente casi un millón de vehículos. Las horas punta son terribles. Tiene cinco niveles de puentes construidos para conectar dos de las principales autopistas del país, que tienen una alta concentración de vehículos.


Judge Harry Pregerson, Los Ángeles
Otro intercambiador con cuatro niveles en los que se frecuenta la mayor concentración de tráfico y contaminación desde su inauguración. Además, algunas de sus zonas, están restringidas para uso exclusivo de vehículos con alta ocupación (VAO). Por esa razón está considerado uno de los lugares más difíciles en cuanto al tráfico de la ciudad Los Ángeles.


La carretera de la muerte, Bolivia
Se trata de un camino de 69 kilómetros que conecta La Paz con Coroico. Hace unos años fue nombrada de forma oficial como la carretera más peligrosa del mundo, esto es debido a que solamente cuenta con un único carril asfaltado, por el que pasan diariamente camiones en ambas direcciones. Llegar con vida a la otra ciudad es algo complicado.


Gravelly Hill Interchange, Birmingham, Reino Unido
Por su gran extensión y conexiones imposibles la circulación puede ser un caos si no te conoces bien los seis niveles, los cuales se elevan por encima de dos líneas de tren, dos ríos y tres canales. Sin duda se trata del intercambiador más complicado del Reino Unido, construido con unas 560 columnas para soportar el peso de la circulación de miles de vehículos.


Guoliang Tunnel Road, China
Se trata de un extraño túnel en el que varios obreros ya perdieron la vida durante su construcción. Finalmente cuenta con una extensión de 1,2 kilómetros y fue abierto al público en mayo de 1977. Es uno de los lugares más visitados de aquellos que viajan a China, y se requiere un gran precaución para atravesarlo. Se caracteriza por ser más alto que ancho: tiene cinco metros de alto por cuatro de ancho.


Trollstigen, Noruega
Todo el mundo sabe que los fiordos noruegos son uno de los grandes atractivos del país, pero al mismo tiempo este accidente geográfico de la naturaleza cuenta con algunas carreteras cuanto menos llamativas. El Trollstigen es una de las más conocidas. Dicen que durante su ascenso el peligro es constante, especialmente por los frecuentes desprendimientos de rocas.


Los Caracoles Pass, Los Andes
Esta carretera se encuentra en las Montañas Andreas, entre Chile y Argentina, el peligro principal es su gran inclinación sin ningún tipo de medidas de seguridad. Además, suele suele ser necesario el uso de cadenas porque la nieve se mantiene durante varios meses, los accidentes registrados son escasos, precisamente porque todo el mundo es consciente de que tiene que extremar las precauciones. Si te la juegas puedes morir.


Iroha-zaka winding road, Japón
Se trata de una carretera que dispone de dos rutas, una de subida y otra de bajada, eso se hizo básicamente para evitar problemas y complicaciones en el tráfico, especialmente porque conecta Nikko con Oku-Nikko. A lo largo de su recorrido podemos aprender el alfabeto japonés, ya que en cada una de las curvas hay una letra, en total son 48.


Lysebotn Road, Noruega
Es una de las carreteras más peculiares del mundo, está formada por varios niveles, un túnel, curvas y una amplia costa al final. Los visitantes hacen excursiones tanto en moto como en coche, algunos hasta se atreves a pie. No es de extrañar porque se trata de uno de los lugares más asombrosos del norte de Europa.

Carreteras,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *