Lamborghini Aventador Carbonado by Mansory


Lo mismo pensaste que la preparación que hizo Mansory para el Aventador LP700-4 en el Salón de Ginebra de marzo no era lo suficientemente extravagante. Pues los tuneadores suizos tienen más argumentos para convencerte, y presentan esta segunda evolución que derrocha exceso por los cuatro costados. A mí me recuerda al coche de Batman, tiene algo de animal y de avión de combate.

Lo llaman Carbonado en alusión a los “diamantes negros” encontrados en algunas partes de África y Brasil. Este nuevo programa de cirugía para el supercar italiano reemplaza la mayoría de paneles exteriores originales del coche, haciéndolo casi irreconocible. Esto incluye la cubierta del compartimento del motor y, todas las piezas, absolutamente todas, están hechas de fibra de carbono.

El nuevo kit alarga el morro del coche 40 milímetros y la parte de atrás otros 50 milímetros. A lo ancho también se expande con unos desmesurados faldones laterales. En la parte baja de la parrilla sobresalen unos apéndices aerodinámicos a los que no les deben sentar muy bien los badenes y bordillos, y en la cola vemos un complejísimo difusor y un alerón de tal tamaño que bien podría servir para tender la ropa.


A complemento con el traje, están esas llantas con incrustaciones de fibra de carbono, cómo no. Los neumáticos son unos 255/30 ZR20 delante y unos 345/25 ZR21 detrás.

Todo en esta bestia es una desmesura. Mansory también ha retocado el motor V12 reprogramándolo y dotándolo de un sistema de escape nuevo. Así pasamos de los 691 CV a los 744, cifra que ofrece a partir de las 6.000 revoluciones. Ellos dicen que el Carbonado puede pasar de cero a cien en 2,8 segundos y plantarse en una velocidad de 355 km/h

Por supuesto, el interior está repleto de inserciones en fibra de carbono, y está forrado con piel negra y algunos detalles en rojo. Mansory ha dicho que sólo construirá seis unidades de esta extravagancia superlativa. Me las imagino todas en Dubai.

2 comentarios

  1. Sí, es algo casi obsceno… Pero piensa que las preparaciones de Mansory cuestan una barbaridad. Sin ir más lejos, la edición del Bugatti Veyron Linea Vincerò d’Oro valía 2,2 millones de Euros. Luego llama a Seguros Línea Directa para que te lo aseguren a terceros con cristales :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *