Lamborghin​i Huracán LP 610-4, otro superdedotado


El pasado viernes pudimos contemplar una extensa galería de imágenes del Lamborghini Huracán LP 610-4, la última joya salida de las instalaciones de Sant’Agata Bolognese. Lo hicimos después de ver cuatro vídeos en los que tres chicos londinenses tenían el privilegio de ser los primeros en probarlo.

Hoy ya lo sabemos todo sobre él, así que vamos a darte detalles sobre su peso, sobre su estética o sobre sus prestaciones.

El sustituto del Lamborghini Gallardo, que por cierto es el coche que más han vendido gracias a las 14.022 unidades que han colocado durante sus 10 años de vida, pesa 1.422 kilos y tiene una relación peso/potencia de solo 2,33 kilos por caballo. Su nombre va relacionado una vez más con el mundo de la tauromaquia, ya que hace honor a un toro de lidia que fue lidiado en Alicante en 1879.

Precioso por dentro y por fuera

Todavía no sabemos cuánto costará hacerse con una unidad de este Lamborghini Huracán, aunque es de prever que los precios sean desorbitados. El Gallardo se vendió en España por un precio de acceso de 190.485 euros, pero últimamente las cosas han cambiado. Sin ir más lejos, el Lamborghini Aventador cuesta 350.000 euros, aunque eso no es un impedimento para que se agotara en un abrir y cerrar de ojos. Clientes como Cristiano Ronaldo han apostado por él sin pensárselo dos veces.

A nivel estético es tan agresivo como era de esperar. Guarda ciertas similitudes con modelos que le preceden, como por ejemplo el Reventón o el propio Aventador. La iluminación es LED, dispone de cuatro salidas de escape circulares y sus frenos carbo cerámicos se encargan de domesticar a la fiera cuando toca reducir la velocidad considerablemente.

Si nos adentramos en el interior, pronto nos damos cuenta de que la calidad y la deportividad conviven en el mismo espacio en armonía. Lo que más llama la atención es su enorme pantalla TFT de 12,3 pulgadas que preside la consola central y muestra todo tipo de información orientada al conductor. El tapizado, cómo no, es de cuero, napa y Alcántara, tres materiales que están a la altura de este Huracán.

Prestaciones increíbles

Su motor es un 5.2 V10 de 610 CV de potencia que le permite volar sobre el asfalto. La potencia máxima la entrega a 8.250 RPM, mientras que los 540 Nm de par máximo los da a las 6.500 RPM. Pasa de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y de 0 a 200 km/h en 9,9 segundos. La velocidad máxima está fijada en los 325 km/h.

En lo que a eficiencia se refiere, no podemos decir que los ingenieros se han quedado de brazos cruzados. A pesar de esas prestaciones de otra galaxia, el consumo medio homologado es de 12,5 litros por cada 100 kilómetros recorridos, mientras que las emisiones son de 290 gramos de dióxido de carbono por kilómetro recorrido.

Tres modos de conducción

Su caja de cambios, denominada Lamborghini Doppia Frizione, es de doble embrague y de siete velocidades. Se encarga de repartir la potencia entre las cuatro ruedas de forma electrónica. Por otra parte, dispone de tres modos de conducción para experimentar diferentes sensaciones: Strada, Sport y Corsa. Decantarse por uno u otro hace que cambie la respuesta del motor, la caja de cambios, el sonido o el control de estabilidad.

Su presentación oficial tendrá lugar en el Salón del Automóvil de Ginebra del año que viene. Las primeras unidades se entregarán durante la primavera, aunque seguramente ya estará abierto el registro de reservas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *