La nueva bomba de Ferrari


La nueva bomba de Ferrari se dejará ver durante la primavera de 2013. Será el sucesor del mítico Ferrari Enzo, y lo más destacado de todo es que no montará un único motor de combustión que moverá todo el conjunto, sino que será un sistema híbrido el que se encargará de hacer las delicias de quienes siempre han creído que tener un Ferrari es cumplir un sueño (me incluyo).

Ligero como el viento

Todavía no se sabe cuál será su nombre oficial, aunque de forma interna se le conoce como Ferrari F150. Al incluir baterías pesadas para garantizar su autonomía, la firma de Maranello se ha encontrado con el mismo problema que el resto de fabricantes: el peso se ha disparado. Sin embargo, han apostado por la fibra de carbono para confeccionar un chasis resistente y ligero y se habla de un peso final que rondará los 1.100 kilos. Eso es una dieta y lo demás son tonterías.

Pese a ser un híbrido, este F150 no renunciará a todos esos beneficios que la marca obtiene participando en la Fórmula 1. Adoptará diversas soluciones aerodinámicas activas y contará el sistema HY-KERS. El objetivo de este último será recuperar la energía cinética-térmica en las frenadas y en las deceleraciones. De esta forma será posible recargar las baterías con energía eléctrica mientras el coche está en marcha.

Potencia para dar y regalar

La energía cinética acumulada en las baterías servirá para que su motor eléctrico de 73 kW (100 CV) se ponga en marcha. Evidentemente el propulsor no solo actuará de generador, sino que también apoyará al de gasolina, un monstruoso 6.3 atmosférico de 740 CV. Haciendo cálculos, la potencia total sobrepasará los 800 CV y la relación peso/potencia será de 1,37 kg/CV. Casi nada.

La caja de cambios será automática de doble embrague y en el tren trasero hay que destacar la incorporación de un diferencial de deslizamiento limitado totalmente novedoso. Habrá varios modos de conducción disponibles para que el conductor pueda elegir el que le apetezca en función de sus necesidades o preferencias. Es muy posible que exista el modo Race, destinado a exprimir al máximo la deportividad del primer híbrido de Ferrari. Un modo Auto o un modo ECO se situará en el lado opuesto.

Y ahora la pregunta es… ¿será capaz de vapulear al Porsche 918 Spyder y al McLaren P1? Seguramente para responder tendremos que comparar precios. El F150 dicen que podría costar casi un millón de euros.

Nota: El Ferrari que aparece en la segunda imagen no es más que una recreación creada por nuestros compañeros de Autocar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *