La DGT quiere rejuvenecer el parque automovilístico en 2016


No sé a qué santo se piensan encomendar, pero en principio la cosa va muy en serio. La Dirección General de Tráfico (DGT) se ha propuesta rejuvenecer el parque automovilístico en 2016 sin tener en cuenta que comprarse un coche es algo que no está en los planes de la mayoría de familias españolas. El Plan PIVE está logrando que el sector de la automoción se recupere, pero de ahí a tirar cohetes…

¿Quién ha sido el optimista?

El objetivo a medio plazo es ambicioso. Quieren que el 50% de los coches con matrícula española tengan una antigüedad media de siete años, algo complicado si tenemos en cuenta que la media ahora mismo es de diez año. Si de mí dependiera, con la que está cayendo, esa media no mejoraría. Más bien empeoraría porque pienso aguantar con mi coche hasta que tenga que sacar los pies por el suelo para moverlo al más puro estilo Troncomóvil. No me gusta decirlo porque me encantan los coches, pero es la cruda realidad.

Rejuvenecer para ganar en seguridad

Que la DGT quiera rejuvenecer el parque automovilístico responde a cuestiones de seguridad. No es porque a ellos les interese que se vendan más o menos coches. Lo que quieren es que los modelos en circulación sean más nuevos para que se produzcan menos accidentes. Es verdad que a veces da igual que vayas con un Ferrari de última hornada para pegártela, pero no menos cierto es que los sistemas de seguridad activa que existen hoy en día garantizan que la tasa de accidentes sea menor.


La calidad del parque automovilístico español ha descendido desde que empezó la crisis. Eso se ha traducido en una escasa seguridad pasiva que creen que es culpable del 15% de los fallecimientos que se producen en carretera en nuestro país. Javier Villalba, jefe de la unidad de Normativa de la DGT, cree que dicha cifra puede crecer en los próximos años si la ansiada renovación no se produce.

Veremos qué es lo que pasa de aquí a 2016. Lo que está claro es que sin el Plan PIVE y el Plan PIMA no se podrán cumplir los objetivos. Tal vez deberían la edad de los coches que pueden acceder a dichos planes (por ejemplo, a partir de ocho años de antigüedad) para que lo de los siete años de media sea una posibilidad real, o cuanto menos no tan utópica.

Automoción, DGT,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *