La autopista más rápida de Estados Unidos en entredicho


La SH-130 es la autopista más rápida de Estados Unidos en estos momentos. Es una vía de peaje situada en el estado de Texas, con unos 140 kilómetros de trazado que sirven para unir las ciudades de Georgetown y Seguin. El límite de velocidad máxima está fijado en 85 millas por hora, lo que equivale a unos 137 kilómetros por hora. Durante un tramo de 66 kilómetros se puede circular a esa velocidad.

Más de un accidente en su primer día

Desgraciadamente las cosas no han ido nada bien en su primer día de funcionamiento completo. Se han producido varios accidentes, aunque la culpa no la ha tenido el exceso de velocidad como se podría pensar en un primer momento, sino los animales que cruzan por la vía con demasiada frecuencia.

La autopista está situada en una zona donde la vida salvaje está presente. Las granjas que hay no están del todo controladas y eso hace que jabalíes y cerdos salvajes campen a sus anchas. ¿El resultado? Varios accidentes por el atropello de estos animales. La única buena noticia es que no ha habido víctimas mortales, pero más de un coche ha ido a parar al chatarrero.


Viendo el siguiente vídeo podréis saber un poco más de esta autopista. Según comenta uno de los policías que aparece en el mismo, reducir el límite de velocidad a 100 km/h tampoco acabaría con los accidentes, ya que seguiría siendo imposible esquivar animales que aparecen en el momento menos oportuno.

¿A quién se le habrá ocurrido la genial idea de construir una autopista allí?

Accidentes, Carreteras,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *