Kia Pro Cee’d GT 200 CV, revolución francesa


Desde noviembre que venimos aireando la noticia. Kia ha divulgado los primeros renders oficiales de su compacto sport y le ha puesto fecha: debuta en el Salón de Ginebra dentro de dos meses, y llega a los concesionarios antes de lo previsto. Será en primavera, en plena batalla contra el polen.

Lo que más me sorprende es que Peter Schreyer, que ahora es el jefe de diseño en Kia, está cambiando mucho su estilo personal. Éste es el tipo que diseñó el Audi TT. Y sus coches ahora ya no parecen alemanes, sino más bien nacidos de una revolución francesa. No hay más que verle el morro al Pro Cee’d; está muy marcado por el diseño de sus ópticas, y los faros son muy Peugeot. A lo mejor Kia esperaba algo más “VAG” de Schreyer, pero como artista él parece haber tenido su epifanía personal y haber encontrado otros lenguajes con los que se siente más a gusto. El tiempo subirá a Schreyer a un pedestal o lo guillotinará a lo Robespierre.

Con un alemán que se nos ha afrancesado y el deseo confeso del CEO de Kia de meter a la marca en el mundo de los deportivos y la competición, sale este mestizo Pro Cee’d GT.

Sin entrar en una batalla absurda

Prometer, promete mucho. El motor ya sabemos de hace meses que es el del Hyundai Veloster Turbo, lo mismo que sus dos cajas de cambios disponibles, la manual y la automática de seis velocidades. Rendimiento y consumo, antes de que nadie haya podido probarlo en sus propias carnes, parece que van a hacer un buen maridaje.

No va a competir con el Golf GTI o con el Focus ST. Mucho menos lo hará con el Astra OPC. No han entrado en ninguna batalla absurda por las prestaciones. Todo apunta a que será sencillamente un Pro Cee’d mucho más dinámico, más afinado para enlazar curvas. Llantas de 18 pulgadas, frenos más vigorosos con las inevitables pinzas de color rojo y suspensiones nuevas. Aparte, la carrocería será algo más provocativa, con entradas de aire ensanchadas, faldones laterales, montones de LED y el techo nacarado en negro.

Aire fresco en la gama para los que gusten de las delicias de tener sus posaderas sobre unos asientos Recaro y sean enamoradizos con las carrocerías bonitas. Si no se ceban con el precio, a priori suena a opción súper recomendable. 200 caballos dan para mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *