Honda Civic Wagon concept, parece un shooting brake de dos puertas


Junto al concept del NSX y el nuevo CR-V 1.6 i-DTEC, la versión familiar del compacto de Honda dilatará pupilas en el Salón de Ginebra. A falta de fotos, buenas son las ilustraciones. El fabricante dice que no habrá cambios notables entre el concept que veremos y la versión definitiva que esté en los concesionarios a finales de año.

Mi veredicto para la última generación del Civic es que es un vehículo magnífico, un rival que en muchos aspectos está bastante por encima del Golf o del Focus. Es un líder que, en ventas nacionales, no se ha hecho hueco en el trono que merece.

La variante más polivalente compartirá todo lo bueno que tiene el cinco puertas, especialmente el motor 1.6 diesel que también le han puesto al CR-V y que eroga 120 caballos con unos consumos homologados de 3,7 litros y unas prometedoras emisiones de 94 g/km de CO2. Repito, esto es de auténtico líder.

El Civic Wagon se construirá en la planta británica de Swindon. Está pensado principalmente para ser más espacioso, pero sin ceder ni una pulgada al dinamismo del hatchback. Los diseñadores saben que no pueden ponerle un maletero culón detrás y destrozar la estampa del coche, así que le han dedicado todo el cariño del mundo al dibujarlo.

El punto flaco

Veo que en las puertas traseras siguen escondiendo los tiradores, igual que en hatchback, así que tiene el aspecto de ser un precioso shooting brake de dos puertas. La terminación de la zaga guarda semejanzas con la versión Tourer del Accord, lo cual también es un cumplido.

Honda anunció en octubre que existiría el Wagon y que estaría listo para Ginebra, y han mantenido su palabra. Pero también aseguraron que la saga Type-R continuaría, y de esto último nada se sabe todavía. El punto flaco del Civic está precisamente en la gasolina, pues no le han puesto el mismo afán al desarrollo de sus propulsores que el que le han aplicado a los diesel. De modo que el Wagon sólo tendrá un 1.4 con 100 CV y un 1.8 con 142 CV, ambas mecánicas bastante sucias en términos de emisiones y poco innovadoras en cuanto a rendimientos y consumos.

Veremos qué pasa con los precios. En el cinco puertas y con el plan PIVE, el diesel 1.6 i-DTEC, empieza en 18.900 €. De base ya es bastante caro. El Wagon aún podría desmandarse más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *