Ford Mustang Hoonicorn dándose un homenaje en la colina de Pikes Peak

ken-block-pikes-peak
Ken Block ha dejado de lado sus famosas Gymkhanas para marcarse una Climbkhana. Es como podemos definir su última aventura, la que le ha llevado hasta la colina de Pikes Peak, en Estados Unidos. Allí ha podido disfrutar como un enano de 156 curvas sin arcén y 1.400 metros de desnivel, en lo que ha sido todo un reto que ya estaba tardando en aceptar.

El loco de la colina

Pocos pilotos son capaces de derrapar con tanta agresividad y precisión a la vez. Ken Block nos ha deleitado a todos, y eso que de momento solo vemos un tráiler de 42 segundos que nos emplaza a ver el vídeo definitivo.

Un Ford Mustang Hoonicorn de 1965 ha sido su fiel amigo en esta ocasión. Eso sí, el motor V8 de 6.7 litros y 845 CV ha vivido toda una revolución para subir hasta los 1.400 CV, para lo cual ha cambiado la gasolina por el metanol.

Sus neumáticos no son menos impresionantes y están preparados para este tipo de retos. Y más le vale, ya que en la subida a Pikes Peak no hay protección que valga. Cualquier error te puede costar muy caro, aunque evidentemente el Mustang que va a conducir está preparado para llevarse buenos golpes.

Hay que decir que no veremos el vídeo completo hasta el verano. Ya se sabe, lo bueno se hace esperar. Mientras, nada mejor que ir abriendo boca con esta nueva aventura que no nos dejará indiferentes:

Climbkhana será la próxima Gymkhana. Me va a permitir disfrutar al máximo del recorrido con mi Hoonicorn y además pondremos obstáculos adicionales durante la subida para hacerlo más emocionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *