Ford Falcon GT para la policía de Nueva Gales del Sur


Antes de cometer un delito y escapar de la policía hay que pensárselo dos veces. Sobre todo en Nueva Gales del Sur, donde ahora la patrulla de carreteras disfruta de un pontentísimo Ford Falcon GT para dar caza a todos los rebeldes que se creen Sebastian Vettel.

El vehículo de persecución ha sido equipado con todo lo necesario para pertenecer a la flota de vehículos del cuerpo de policía. Sirena, radio conectada con la central, tecnología capaz de registar matrículos, detector de velocidad… de todo para que los ‘aussies’ más sureños cumplan con sus obligaciones, aunque el capricho les ha costado unos 105.000 dólares.

536 CV de nada…

Hasta la fecha el coche más potente de la policía de allí era un Holden Special V8 de 440 CV de potencia. Ahora se rinden a esta bestia de 536 CV que ha ganado casi 100 CV en comparación con el modelo convencional, que por cierto solo se comercializa en Australia.

El Falcon GT que podéis ver en imágenes pertenece a una edición limitada de 150 unidades. Es precisamente la número 150 y sirve para conmemorar el 150 aniversario de la policía que patrulla por allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *