Ferrari también siente la crisis

Ferrari rojo
Quienes pensaban que Ferrari y todas las marcas de coches de lujo no sufrirían durante la crisis andaban muy equivocados. La situación de estancamiento en el sector automovilístico se está expandiendo como la espuma hasta todas las marcas que hay en el mercado. Prácticamente ninguna se salva.

300 trabajadores despedidos

Ferrari es un buen ejemplo de ello, pues ha tenido que reducir en un 10% su plantilla (300 trabajadores con contratos anuales han sido despedidos), algo prácticamente inédito en la historia de la firma italiana. Además, acaban de anunciar que pararán durante 20 días el trabajo en las fábricas para, según ellos, dar vacaciones por estas fechas tan señaladas. Sin embargo, el motivo real salta a la vista: tienen una acumulación de stock que les obliga a parar porque ya no tienen más espacio en sus instalaciones.

El California tira del carro

Otro dato significativo es la bajada de las ventas en todo el mundo. Si antes vendían 600 modelos, ahora llegan a 92 y gracias. Los modelos V12 ya no los aguanta nadie, hecho que ha propiciado una importante caída en las ventas del F430. El Ferrari California, último lanzamiento y coche más económico de la marca, está ahora mismo acaparando la mayoría de las ventas. Lógico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *