FACUA denuncia a la DGT porque su publicidad “favorece a los fabricantes de coches”


FACUA-Consumidores en Acción ha puesto el grito en el cielo con la última iniciativa de la Dirección General de Tráfico (DGT). Resulta que tienen previsto enviar una carta a todos los poseedores de un coche con más de diez años de antigüedad para advertirles de que tienen más riesgo de morir en un accidente de tráfico. Algo parecido a lo que vemos en las cajas de cigarrillos.

La asociación de consumidores cree que se utiliza un tono cercano al publicitario para que los consumidores sientan la necesidad de cambiar su coche. Razón no les falta porque en parte se les atemoriza, aunque luego cada uno puede hacer lo que quiera o pueda para revertir la situación.

Para FACUA es “insultante” que el organismo estatal haga todo lo posible para “fomentar que los ciudadanos expriman aún más sus bolsillos al comprar un coche nuevo en pleno contexto de crisis, cuando las familias tienen cada vez más problemas para llegar a fin de mes”.

¿Nada que decir de la privatización de autovías?

FACUA, y cualquiera con dos dedos de frente, no puede entender este tipo de mensajes lanzados por el Gobierno a través de la DGT teniendo en cuenta otras cuestiones. Me refiero, por ejemplo, a la privatización de autovías, la misma que hará que muchos conductores se vean obligados a utilizar carreteras secundarias para desplazarse, lo que equivale a asumir un mayor riesgo de sufrir un accidente.

Aquí lo que importa no es que haya más o menos accidentes, o tal vez sí porque ellos también se pueden ver involucrados. Lo más importante es que los ciudadanos compremos coches y circulemos por autovías de pago con las que el Gobierno mantiene unos chanchullos que es demasiado. Y si no tienes dinero y no puedes pagarlas tampoco pasa nada. Así podrán circular sin atascos y con menos probabilidades de sufrir un accidente por culpa de uno de esos coches viejos que circulan por ahí poniendo en riesgo a la alta alcurnia. ¿Verdad?

DGT,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *