Estamos de luto: adiós al Mazda RX-8


Hace escasamente una semana, Mazda fabricó su último motor rotativo Wankel en la planta de Hiroshima. Su saga comenzó en los años setenta, con la llegada de Mazda al mercado europeo y dejó atónitos a todos los ingenieros por la simplicidad y clarividencia de su diseño, y a los conductores más adictos a la gasolina por un sonido deslumbrante y que no se parece a nada.

El motor rotativo Wankel será por siempre un legado tecnológico exclusivo de Mazda. Es tan simple que parece que no pueda ser real. Tiene muchísimas menos piezas que un motor de pistones convencional. Produce mucha más potencia; pues el último desarrollo es el Renesis, y es un pequeño 1.3 que te sacude el culo con 238 caballos. También es mucho más ligero y ocupa menos sitio. Acelera más rápido y con mayor suavidad, ya que la fuerza de rotación es continua, y no va dando saltos como en los motores de pistones, donde la motricidad se produce a intervalos.

Con todos estos atributos más de uno se preguntará porqué no se ha impuesto este motor en todos los coches. La respuesta es que tiene un aspecto negativo que le pesa demasiado y que es el que ha terminado por cortarle el cuello: se traga lo indecible en aceite y el consumo y las emisiones son demasiado altas. De hecho, al no superar la norma Euro 5, por más que se han dejado los sesos los ingenieros de Mazda, han tenido que retirarlo.

El genio de la lámpara

El inventor fue Felix Wankel, que lo patentó ya en 1929, aunque no fue hasta pasada la Segunda Guerra Mundial, en 1951, que se construyó la primera unidad. El tal Felix fue un talento prematuro, básicamente autodidacta, y con una vida llena de luces y sombras, como sucede siempre con los genios. Con 17 años dijo a sus amigos que iba a construir un coche con un motor alternativo, que funcionaría de manera similar a una turbina. Como en la guerra lo metieron a fabricar válvulas para submarinos nazis, al terminar el conflicto se pasó un tiempo encarcelado. Murió en 1988 después de dos décadas en las que se dedico a desarrollar y expandir su gran invento.

Historia, Mazda, Mecánica,
>

También te puede interesar...

6 comentarios

  1. Era un coche rentable para mazda?? O les sale mejor centrarse en utilitarios o coupes, y lo de la normativa es para camuflarlo?

  2. Pues de momento, lo que más se acerca en Mazda al RX-8 es un concept que se llama Shinari, aunque por medidas, el modelo de producción que salga de ahí será algo más grande que el finado RX-8. Hoy por hoy, si buscas un coupe deportivo que tenga un áurea de tecnología avanzada y de respeto por el medio ambiente, te recomiendo que te mires es Honda CR-Z. Deportivo, exclusivo, precio atractivo… ¡Y es híbrido!

  3. No creo que Mazda haya usado ningún pretexto para quitárselo de encima, porque tenían con él un idilio muy fuerte. Pero llevas razón, no se trata de un coche super rentable para la marca.

  4. Pues a mi nunca me gusto este modelo, aunque he de reconocer que lo del motor rotativo era un puntazo.
    Bueno otros saldran del mismo tipo.

    salu2

  5. Hola Luis!

    Difícil lo veo… No creo que nadie invierta ya en experimentos con la gasolina o el diesel. Ahora todos siguen el camino de evolucionar lo que ya existe. Los verdaderos avances vendrán de las energías alternativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *