Errores que no debes cometer al cambiar de coche


Cambiar de coche se ha convertido, hoy en día y estando en la situación que estamos, en una decisión difícil y de cierto riesgo. Si en las épocas de bonanza económica todo el mundo se lanzó a renovar su automóvil (algunos sin pensar en las consecuencias que eso podría acarrear en el futuro), ahora los usuarios miran muy mucho el momento de cambiar su vehículo y el modelo a escoger.

Y, si estás pensando en cambiar tu coche y quieres seguir manteniendo la buena salud de tu economía, tú deberías hacer lo mismo. Quizá te ayude en tu decisión seguir estos consejos sobre lo que nunca debes hacer al cambiar tu coche.

Tu actual coche aún está en buen estado

Cambiar tu coche debe ser una decisión fundamentada en base a criterios de máxima importancia: seguridad, aumento en los miembros de la familia, mal estado del vehículo actual… Pero cambiar de coche por simple capricho o cuando tu vehículo actual está en perfecto estado y cumple con todos los requisitos que imponen tus necesidades, es una auténtica tontería. Pero oye, si te sobra el dinero tampoco seremos nosotros quienes te diremos en qué gastarlo.

No elaborar un presupuesto

En Motor a Fondo hablamos desde la creencia de que pocos de los que estáis leyendo sois millonarios. Nosotros tampoco lo somos y por eso queremos remarcar la importancia de elaborar un presupuesto antes de comprar un coche nuevo. En dicho presupuesto se deben recoger los ingresos y los gastos familiares a medio plazo, para así poder discernir qué cantidad de dinero podemos destinar a la compra del nuevo vehículo. Hay que ser realistas a la hora de elaborar este presupuesto y no superarlo al efectuar la compra.

Convertir la compra de tu nuevo coche en un capricho

Una vez que has decidido que realmente necesitas cambiar de coche, no puedes elegir tu nuevo vehículo en base a un capricho. Para eso precisamente se realiza un presupuesto, para no convertir la compra del nuevo coche en un capricho. Por ejemplo, si tú y tu pareja decidís cambiar de coche porque vais a tener mellizos y necesitáis un vehículo más grande, sería un poco estúpido comprarse un Mini Cooper, por muy molón que os parezca a ambos, ¿no?

Parecer desesperado a ojos del vendedor


Los vendedores de coches, igual que los vendedores profesionales de cualquier otro sector, son personas que huelen la oportunidad. Si pareces desesperado y conforme a todo lo que el vendedor te dice, y aceptas la primera propuesta que te presenten, lo más probable es que no termines haciendo un buen negocio o, al menos, no tan bueno como podría haber sido.

Elegir un mal momento para comprar

Los mejores momentos para comprar un coche son a partir del verano. Durante los primeros meses del año los concesionarios todavía no tienen la imperiosa necesidad de vender los vehículos, al menos no a corto plazo; pero cuando el año llega a su fin y está por venir la nueva remesa de vehículos, los vendedores estarán dispuestos a ceder mucho más en sus pretensiones para por “colocar” el vehículo.

No visitar distintos concesionarios

O acudir al concesionario en el que te compraste tu último vehículo. Puede que el concesionario sea de confianza y puede que termines comprando el coche ahí, pero eso no es impedimento para que valores otras opciones que podrían ofrécete importantes ventajas. Es muy posible que un concesionario del cual no eres cliente se esfuerce más por ofrecerte mejores condiciones que uno al que ya hayas acudido con anterioridad (aunque se tienda a pensar lo contrario).

Artículo recomendado: Consejos a la hora de comprarse un coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *