El Skoda Octavia celebra su vigésimo aniversario

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Skoda Octavia 20 years
Mi cuñado siempre me dice que se da cuenta de lo rápido que pasa el tiempo cuando ve crecer a sus hijos. Lo mismo se podría decir con los coches, ya que el Skoda Octavia ha cumplido 20 años para asombro de quienes fuimos testigos de su llegada al mercado como un coche moderno.

Una historia de éxito

Son dos décadas exitosas. Para ello no hay nada como remitirse a las cifras de ventas, que por ahora se sitúan por encima de los 5 millones de unidades matriculadas, lo que le convierte en el modelo más vendido de la firma checa desde que se fundó en 1895.

Empezó a fabricarse en septiembre de 1996 en Mladá Boleslav. La línea de producción era completamente nueva y ocupaba un espacio de 32.000 metros cuadrados. También levantaron oficinas (2.500 metros cuadrados) y áreas sociales (3.000 metros cuadrados). Arrancaba una nueva era y no podían dejar nada a la imaginación, ni siquiera el pintado de 1.800 carrocerías diarias del Skoda Felicia y el Skoda Octavia.

La estructura de dicha carrocería fue diseñada por ordenador. Empleaba la moderna plataforma del Grupo VAG y se vendía como un vehículo seguro, con airbags para el conductor y el acompañante. Además, era la primera vez que la marca ofrecía la posibilidad de montar los novedosos airbags laterales que tantas vidas habrán salvado.

Skoda Octavia vrs
Por aquel entonces ya destacaba por el espacio que ofrecía en el maletero. Abrías el portón trasero y tenías 528 litros ampliables a 1.328 litros con los asientos traseros abatidos.

A nivel de motorizaciones arrancó con dos propulsores gasolina de cuatro cilindros y un turbodiésel. La oferta se estiró en 1998, cuando llegó el Octavia Combi, el familiar. Éste, por cierto, podía rodar con tracción a las cuatro ruedas desde 1999.

Tres generaciones

La primera generación aguantó muchísimo tiempo. La última unidad se ensambló en noviembre de 2010 y los datos habían de ventas habían sido francamente buenos: 970.000 berlinas y 470.000 familiares.

La segunda generación, que convivió con la primera, tuvo un ciclo de vida que fue desde 2004 hasta 2013. En ese periodo de tiempo se vendieron 1,6 millones de berlinas y 900.000 familiares. La tercera generación, por su parte, cobró vida en noviembre de 2012 y se ha convertido en todo un superventas que no solo se fabrica en Mladá Boleslav, sino que también sale de las plantas que Skoda tiene en China, India, Rusia y Kazajistán. No hace mucho superaron el millón de unidades producidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *