El Renault Captur se fabricará en Valladolid: visita del Rey y pánico por si aparece Undargarin


Otra buena noticia para la automoción española después de la adjudicación del compacto de Nissan a Barcelona. Mañana, la planta vallisoletana celebra 60 años de historia, motivo por el que han invitado al Rey a visitar las instalaciones y a festejar con toda pomposidad el cumpleaños. Empleados y directivos están escondiendo sus carteras y monederos dentro de una caja fuerte por si el monarca decide venir acompañado de su yerno, Iñaki Undargarin.

Recordemos que de esta planta salió el Renault 4, el primer utilitario que bajo licencia de Renault se fabricó en España y es un coche que hoy está declarado como bien de interés cultural en nuestro país.

Pero el aniversario viene con mejores noticias que una visita de la casa real: Renault fabricará el Captur, su coche más moderno, en Valladolid. Lo mostrarán en su versión definitiva en el Salón de Ginebra dentro de un mes, y en verano estará en los concesionarios.

Por si fuera poco, la firma gala tiene también fábricas en Palencia y Sevilla, y ha confirmado un plan de trabajo del 2013 al 2016 que implicará la ampliación de la plantilla en 1.300 puestos de trabajo más, obviamente repartidos entre las tres instalaciones.

Una fábrica estratégicamente decisiva

La fábrica de Valladolid es ciertamente relevante dentro del grupo Renault. No solamente porque en ella se fabrica el Twizy para todo el mundo, el primer eléctrico que se ensambla en España y del que ya se empiezan a ver unos cuantos por la calle. Al menos en Barcelona, donde doy fe de que, mes a mes, se está convirtiendo en una silueta simpática entre el tráfico.

La importancia de Valladolid viene sobre todo porque allí se montan el 40% de los motores de Renault y Nissan, un porcentaje bestial y aparatoso para un fabricante global. En el mes de diciembre, se alcanzó la cifra de 21 millones de propulsores manufacturados.


En cuanto a los coches completos que se montan allí, de momento no ha habido tanta suerte, porque actualmente son el Modus y el Gand Modus, dos modelos que no han tenido precisamente buena acogida comercial. En este sentido, la fábrica de Palencia sí tiene más fortuna, porque de allí salen un buen puñado de Renault Mégane, y éste si es un superventas, especialmente en España.

Con la llegada del Captur a Valladolid, podría darse un giro decisivo para la fábrica. Si este coche realmente cumple lo que promete y el público le hace un hueco en su vida similar al que se ha conseguido con su gemelo Juke, podríamos estar en los albores de algo verdaderamente importante para la industria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *