El McLaren P1 es un híbrido enchufable


McLaren ha decidido hacer público qué es lo que monta su nuevo McLaren P1 en el interior. Me refiero al corazón, al propulsor que le permite lucir la etiqueta de superdeportivo sin tener nada que envidiar a la competencia.

En el Salón del Automóvil de Ginebra será presentado como el híbrido más potente del mundo. Allí descubriremos más cosas sobre su sistema de propulsión, que por cierto está formado por el bloque V8 de 3.8 litros del McLaren MP4-12C y un propulsor eléctrico que impresiona. Sí, estamos ante un híbrido enchufable.

Datos de otra galaxia

El motor de gasolina ha sido modificado para ofrecer 737 CV de potencia a 7.500 rpm con un par de 720 Nm desde 4.000 rpm. Eso, sumado a lo que puede ofrecer el eléctrico, nos permite hablar de 916 CV y 900 Nm de par motor máximo. Casi nada, y lo mejor de todo es que las emisiones de dióxido de carbono se plantan en los 200 g/km.

El motor eléctrico es capaz de erogar 179 CV y un par máximo de 260 Nm desde parado. Esto último, según McLaren, hace que su respuesta al acelerar sea más parecida a la de un motor atmosférico que a la de uno turboalimentado. Todo ello asociado con una caja de cambios de doble embrague de siete velocidades.

Las baterías

El bloque eléctrico funciona gracias a la energía que le proporcionan unas baterías que pesan 96 kilos. Están situadas justo debajo de su chasis monocasco de fibra de carbono y se benefician de las labores de un complejo sistema de refrigeración. El sistema de recuperación de energía en la frenada se encarga de que poco a poco recupere autonomía, que por cierto es de 10 kilómetros si se conduce en modo exclusivamente eléctrico.

Las baterías se cargan a través del motor de combustión, pero también existe la posibilidad de recargarlas utilizando un enchufe. En este último caso la carga se completa en unas dos horas.

Herencia de la Fórmula 1

Para terminar, decir que el nuevo McLaren P1 se beneficia de parte del know-how adquirido en la Fórmula 1, ya que incluye el IPAS (Instant Power Assist System) y el DRS. Con el primero consigues un empujón extra a través del motor eléctrico, mientras que con el segundo ajustas el ángulo del alerón trasero móvil para reducir el denominado drag en un 23%. Eso te permite aumentar la velocidad máxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *