El futuro compacto de Nissan: la asignatura que tenían pendiente


En la pugna por los compactos, se puede decir que el Qashqai es al que han situado en el ojo del huracán, y que les ha ido de maravilla. Pero el jefe de Producción de Nissan, Andy Palmer, ha dicho “debemos no depender tanto del Qashqai y ser valientes.” El 2014 es la fecha prevista para el lanzamiento de un hatchback compacto de verdad, sin tintes camperos ni florituras, un coche que aspira a morderles las ventas al Golf y al Focus, nada más y nada menos que los dos titanes europeos por antonomasia.

En la imagen podéis ver una recreación que ya ha hecho Autocar a partir de los datos que se le han escurrido a Palmer y de las fotos oficiales del concept del Invitation que presentaron en Ginebra el año pasado.

El directivo dice que el segmento de los utilitarios lo tienen bien cubierto con el Note, cuyo sucesor llega ya en el 2013, mientras que el Micra es un coche destinado a los más sensibles con el precio. Pero que necesitan ampliar su gama de modelos. En esta gestación de nuevos vástagos mezclarían “innovación y excitación para todo el mundo. Sería un modelo muy bonito y bien diseñado, con excitante tecnología. Además, puedo adelantar que estaría basado en el mismo lenguaje de diseño que el futuro Qashqai.”

La pregunta del millón

Ahí lo ha soltado Palmer, como el que no quiere la cosa: el futuro Qashqai es la pregunta del millón. Todo el mundo está ansioso por saber si Nissan tenderá a ser conservadora con su reencarnación o se producirá un salto inesperado y asombroso. Nissan nos tiene acostumbrados a su osadía. Algunos inventos les han salido redondos, como el Juke, y otros han fracasado, como el Tiida. Pero lo que está claro es que si no apuestas, nunca ganarás. Y eso es algo que hay que loar en los nipones.

Nissan está comprometida en muchos desarrollos tecnológicos para el futuro. En el caso de este compacto, la innovación podría venir de una generación de motores de gasolina tricilíndricos turboalimentados y con 1.2 litros de cubicaje, que, por cierto, también planean implementar en la gama del próximo Note. En el diesel seguirían confiando en el desarrollo del bloque motor Renault dCi 1.5, conforme a la rumorología.

También son de esperar soluciones de hibridación para el Focus de Nissan, puesto que recientemente Nissan admitió que su apuesta por la electrificación total puede haberlos relegado un poco al ostracismo en la carrera de los coches que realmente se están vendiendo: los híbridos.

Desde luego, cualquier parecido de la recreación o del Invitation que veis en las fotos con la realidad que nos llegue dentro de dos años será pura coincidencia. Ni siquiera se sabe si conservará ese nombre. Pero si alguien me pregunta “superventas o fracaso” a tenor de las imágenes, yo me inclino por superventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *