El eCall, obligatorio en todos los coches nuevos a partir del 2015


Avanzamos a paso de caracol, pero avanzamos. Las normativas de seguridad se mueven a cámara lenta, pero en la Unión Europea acabamos de dar un salto enorme. A partir del 2015 todos los coches que se vendan en Europa llevarán el sistema eCall, que es un dispositivo equipado con un GPS que avisa de forma automática a la estación de emergencias más cercana y a las autoridades de que acabas de tener un accidente.

Este dispositivo no va a hacer que seamos más sensatos al volante, ni más pacientes o respetuosos con los demás, pero igual que el cinturón de seguridad, el airbag, el ESP o las luces diurnas obligatorias, será algo que pueda salvar vidas. Puesto que las estadísticas nos avisan de que si se trata a un accidentado grave antes de veinte minutos las probabilidades de salvarle el pellejo aumentan exponencialmente.

Al reducirse el tiempo de respuesta ante un siniestro, también se evitan colapsos, emisiones de CO2 derivadas por causas de éstos, y se mejora la seguridad vial. Son beneficios secundarios pero que no hay que despreciar.

Una iniciativa política

Este proyecto no nació de ninguna marca en concreto, sino que fue la propia Comunidad Europea la que lo propuso, ya que en Estados Unidos se usa con éxito desde hace una década. Se estimó que podía salvar 2.500 vidas en el transcurso de un año en toda Europa, así como reducir la gravedad de las secuelas en los heridos por accidentes de tráfico en un 10-15% de los casos.

La aprobación tenía que haber llegado en el 2009, pero la falta de acuerdo sobre qué tecnología iban a usar lo ha ido retrasando. Al final se ha resuelto que será el sistema propuesto por la empresa Qualcomm. Al tratarse de un estándar abierto, Qualcomm se ha comprometido a no cargar licencia por su utilización para eCall.

En cuanto a los fabricantes, ya hay quien ha tomado la delantera. Fiat y Citroën, por ejemplo, disponen de él como opción para algunos de sus modelos desde hace un tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *