El boicot a Repsol, Cepsa y BP vuelve a coger fuerza

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Sobrevivir en la jungla es cada vez más difícil y las gasolineras no es que pongan de su parte, sino más bien todo lo contrario. Como os comenté hace unos días, las petroleras están lucrándose más que nunca en España cuando peor lo estamos pasando económicamente hablando. Poco les importa si podemos llegar a fin de mes, ellos van a lo suyo y por eso han incrementado su margen de beneficio un 20% desde que estalló la burbuja inmobiliaria. Al fin y al cabo, saben que la demanda de gasolina es muy inelástica y no podemos prescindir de ella de la noche a la mañana.

Desgraciadamente en nuestro país la competencia es mínima. Repsol, Cepsa y BP controlan el 80% de la distribución de combustible. Si a eso le sumamos que pactan precios, el resultado está bastante claro. Tenemos que pagar lo que les da la gana, no les importa que la demanda haya bajado en los últimos años, ya que lo compensan con una subida del precio. Pero un momento… ¿a menor demanda no era menor precio? Parece que las leyes económicas no se cumplen en este caso. Con lo bonito que es el libre mercado… ¿verdad?

La Comisión Nacional de Competencia (CNC) decidió investigar el caso a fondo después de recibir muchas quejas. O eso es lo que dijeron, porque para mí que lo hicieron de puntillas, hablando con los peces gordos de las principales petroleras en cenas donde no faltaron los mejores vinos y dando una respuesta que era de esperar: no hay pruebas de que las petroleras pacten precios. Es lo mismo que digo yo: no hay pruebas de que estos señores hayan sido untados para que los precios sigan siendo los que son.

El boicot como única solución

Ante esta situación hay poco que hacer. Estamos desatendidos por nuestros políticos y por los organismos que deberían velar por los intereses de los ciudadanos. Pero cuidado, hay una solución que puede servir de mucho si todos nos subimos al carro. Es la de boicotear a Repsol, Cepsa y BP, las tres grandes petroleras. Lo del boicot no es nuevo, pero creo que ya va siendo hora de que se haga efectivo de una vez por todas.

Yo siempre que puedo reposto en una de esas gasolineras low cost que te permiten ahorrar bastante dinero al cabo del mes. Los precios no son tan abusivos y hasta te parece barato rellenar el depósito. Este fin de semana no pude hacerlo porque estuve en Andorra, donde la gasolina es mucho más barata que España. Lo que sí hice fue evitar a Repsol, Cepsa y BP y reposté en otra gasolinera. ¿Una tontería? Si todos hiciéramos lo mismo ya os digo yo que no sería ninguna tontería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *