El aparcamiento más arriesgado y perfecto


Es alucinante el material que nos llega cada semana desde Rusia. El último que hemos recibido tiene que ver con una maniobra de aparcamiento que no creo que fuera muy voluntaria, aunque a la protagonista le darían más de un premio y le contratarían en alguna empresa si dijera que lo tenía todo controlado.

Un aparcamiento de película

La conductora de un Opel Corsa que circulaba por una carretera de Moscú se llevó un buen susto cuando perdió el control por completo. Era una carretera con cinco carriles y quería moverse hasta el del centro, pero al cambiarse un intermitente le hizo perder los papeles y la tracción del pequeño utilitario.

El coche que tenía delante también se quería cambiar de carril, así que su giro fue más brusco de lo normal y perdió la estabilidad. Se convirtió en una reina del drifting que no sabía bien bien dónde iba a acabar. Pasó por delante de otros dos conductores que se llevaron un buen susto y terminó aparcando con una sutil derrapada que hasta The Stig abría firmado en uno de los episodios de Top Gear. Para que luego digan que las mujeres no saben aparcar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *