El accidente de coche más ridículo de la historia


Sí, ha sucedido en Rusia, lo habéis acertado. El protagonista del accidente de coche más ridículo de la historia es de la tierra de los zares, aunque después de ver lo que le pasa es mucho más acertado hablar de la tierra del vodka.

A su favor hay que decir que las condiciones climatológicas no eran las mejores. La carretera estaba nevada y su preciosa berlina se había quedado atascada, sin tracción. O como diría Antonio Lobato: “se ha enganchao”.

Empezó a andar en mal en un mal momento

No se movía. Los neumáticos resbalaban y no llevaban a ninguna parte. Ni siquiera le valía la ayuda de una persona que trataba de empujar desde atrás como cuando te quedas sin batería y alguien viene a echarte una mano.

De tanto intentarlo al final lo consiguieron. Lo malo es que el conductor ya le había perdido la fe a todas las intentonas que habían llevado a cabo, y justo cuando se bajó para pensar se hizo la luz. El coche se empezó a mover y ya no hubo manera de frenarlo. Corrieron detrás de él como si fuera tan fácil detenerlo, pero la tragedia fue inevitable. Acabó al otro lado de la carretera, en una zanja y mandando señales de SOS a la grúa más próxima.

Accidentes, Videos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *