Cuando se te lleva el coche la grúa, diferencias de hasta un 587%

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Bajar a la calle y darte cuenta de que la grúa municipal se te ha llevado el coche es una sensación maravillosa; luciérnagas revolotean en tu estómago y en tu mente empiezas a desearle un óbito inmediato a cada empleado público que se dedica al noble arte de hacer desaparecer vehículos y teletransportarlos al depósito municipal. Luego vas a retirar tu coche a los garajes del Ayuntamiento y allí sonríes de oreja a oreja cuando te pasan la nota con la multa más el coste de la grúa. Es tu mes de suerte, te dices a ti mismo.

Pero mucho ojo, porque depende de en qué ciudad te encuentres, el coste de la grúa puede ir desde los 30€ hasta los 176€. Y recalco que esto es sólo el precio de la grúa. A parte va la multa, y si lo sumamos todo se puede llegar a un salto de un 587% de diferencia entre ambos importes. Esto lo ha denunciado la OCU, la Organización de Consumidores y Usuarios.

Lo de los 30€ sólo sucede en Zamora, según su estudio en 54 ciudades españolas. La más cara, el trabucazo de 176€, corresponde a los pobres maños residentes en Zaragoza. Barcelona, Valencia y Madrid le van a la zaga, con 145€ de media en la puñalada entre las costillas.

Si hacemos la media entre las ciudades escrutadas, tenemos que el precio de una retirada de la grúa es de 91€, pero la OCU denuncia que esta cifra estadística es una irrealidad y que hay abusos escandalosos por parte de los Consistorios de muchas ciudades. Porque si estás en Melilla, León, Soria o Ávila los precios no pasan de los 50€. Pero como estés en el lugar equivocado y en el momento equivocado, un importe que pasa de los 200€ cuando sumas la multa puede suponer la diferencia entre llegar a fin de mes o no llegar.

Subidas de precio sin sentido

La OCU también denuncia que, con respecto al año pasado, los importes han subido un 5%, un incremento caprichoso y aleatorio que no se corresponde con ningún baremo que mida la subida del coste de la vida. Por otra parte, en algunos lugares, si pescas a los de la grúa in fraganti y antes de que se hayan llevado el coche al depósito, puedes ahorrarte un 50%, pero en otros, como el coche ya esté sujeto a la grúa, el importe a pagar es la sanción íntegra.

Y luego están los precios por día de estancia del vehículo en el depósito. En Las Palmas, si vas a buscar el coche al día siguiente, te cobrarán un plus de 2,95€. Pero en San Sebastián tendrás que pagar 29,65€, como si te lo hubieran encerado y te hubieran hecho una limpieza integral de tapicería a mano.

Lo más bochornoso es que hay vehículos que la grúa jamás retira. Son los coches de lujo, porque saben que si en el traslado le ocurre algún percance al vehículo o la más mínima rayada en la carrocería, sus pólizas de seguros ya se encargarán de que sea el Ayuntamiento quien tenga que pagar la reparación, y por ende no se la juegan aunque el coche esté estacionado en el carril central del Paseo de la Castellana en Madrid.

Éste es el país en el que vivimos todos tan contentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *