Consejos para encontrar un buen coche de segunda mano

El sector de la compraventa de vehículos de ocasión está claramente en auge. Se ha convertido en un gigante que genera mucho movimiento de economía circular y de creación de puestos de trabajo. Un crecimiento saludable debido a la importante demanda de vehículos de segunda mano, en parte porque como casi todo, también el vehículo de ocasión se ha digitalizado. Y el tener la posibilidad de consultar modelos, investigar características y buscar hasta dar con lo que se necesita sin tener que moverse de casa es de lo mejor que se ha inventado.

La experiencia de cliente hasta ahora era muy mejorable pero desde hace algunos años han surgido negocios como el concesionario online Clicars, que vende sus productos de una forma más cómoda y fiable para el cliente porque dan garantías de que los vehículos han pasado por su taller propio y están en perfecto estado. Están tan seguros, que dan a sus clientes un plazo de 15 días para devolverlo si no les gusta, independientemente de que se pueda reclamar algún fallo durante la garantía.

Comprar un coche es tan fácil como conducir

Un ejemplo: de entre lo más solicitado en el vehículo de ocasión está el Renault Clio segunda mano, porque la fortaleza de este modelo ha hecho que estén muy valorados. En Clicars, plataforma de compra y venta de coches de segunda mano, encontramos opciones en perfecto estado financiadas por una cuantía desde 160 euros al mes, algo que teniendo en cuenta el modelo del que se trata y el estado en el que nos lo venden, resulta muy rentable.

Además, el hecho de saber que nos lo proporciona una gran empresa da mucha más seguridad que comprarlo a un particular o a un negocio pequeño que no tenga tan buena reputación.

¿Y de dónde vienen estos coches?

Los vehículos que llegan hasta plataformas de estas dimensiones son de particulares pero también de flotas de renting o incluso de las propias marcas. Y se puede optar por un pago único o una financiación que permita tener un coche con cómodos plazos de pago.

Casi lo mejor del proceso es el hecho de poder elegir el vehículo desde el sofá de casa y recibirlo en la puerta del domicilio sin desplazarse para nada. Hay servicio tanto de traslado incluido, como de financiación, de garantía o de mantenimiento. Teniendo en cuenta la tecnología disponible a nuestro alcance, cada vez son más las personas que tienen pocas ganas de acudir a diferentes concesionarios y demás para encontrar lo que se necesita.

Para decidirse por un vehículo lo primero que hay que hacer es escucharse uno mismo. Es cierto que lo más importante son las necesidades reales pero también lo es que se trata de una inversión que va a ser para un largo tiempo y en la que influye el modelo que cada uno tiene enfocado en su cabeza.

Una opción más que válida

Vivir alargando la vida útil del vehículo es algo a lo que se le saca rendimiento por todas las partes, desde el vendedor hasta el comprador. Un vehículo seminuevo se reacondiciona y se pone en manos de otro usuario que aún puede usarlo mucho tiempo más y por un precio razonable.

Ese segmento de la compraventa de segunda mano está solicitado y aún le queda mucho camino por recorrer. Por eso, en ocasiones si se encuentra lo que se busca es mejor no esperar demasiado porque los modelos están muy solicitados y puede que llegue otro cliente que sea más rápido. El segmento del vehículo de segunda mano, si procede de una fuente seria, es de lo más rentable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.