Consejos para que los niños viajen seguros en las sillas de coche infantiles


Es una cifra alarmante. Según la Dirección General de Tráfico (DGT), el 70% de los niños no viajan correctamente en la silla de seguridad que va atada a la fila de asientos trasera. La pereza, las prisas o el desconocimiento son los causantes de que muchos pequeños no viajen seguros.

Por otra parte, y según datos de un estudio llevado a cabo por CYBEX y el Real Automóvil Club de España (RACE), el 37% reconoce que alguna vez ha llevado a sus hijos en el coche sin utilizar la silla de seguridad pese a ser obligatorio. En la mayoría de casos ha sido durante trayectos cortos, sobre todo en las vacaciones de verano.

4 consejos

El caso es que los niños deben viajar en la silla de seguridad siguiendo una serie de recomendaciones que son importantísimas. Por eso os invito a tomar nota de los siguientes consejos para que el viaje sea lo más divertido y seguro posible.

La sujeción: Debe ser homologada para evitar problemas. Si tu coche no dispone de un sistema de anclaje de la silla al vehículo o ISOFIX, debes saber que puedes adquirir la base ISOFIX, que no es otra cosa que un sistema de fijación estándar que evita una mala instalación de la silla. Con ello te aseguras de que el pequeño va protegido.


Control: Hay que controlar a los niños. O mejor dicho, éstos deben sentir que sus padres están ahí para escucharles. No está de más comprar un espejo retrovisor para niños, pues de esta forma estarán siempre vigilados y te verán mientras conducen, algo que les tranquilizará. Si te paras a repostar, no olvides bajar su ventanilla para que puedan comunicarse contigo en todo momento.

Prevención: Es importante revisar que el coche no sufre una avería y los neumáticos están en buenas condiciones. Lo mismo debes hacer con la silla de seguridad antes de emprender un largo viaje. No olvides parar cada hora para que los niños puedan estirar las piernas y hacer sus necesidades.

Diversión: El «¿falta mucho?» es una pregunta bastante típica cuando el viaje parece ser interminable. Los niños no tienen paciencia y se ponen nerviosos muy pronto. Lo que tienes que hacer es no perder la calma, realizar las paradas que sean necesarias para que se despejen y recurrir a juegos como el «Veo veo» para que no se aburran sin perder la vista de la carretera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *