Conducir con hielo es peligroso

carretera helada
El titular no dice nada que no sepas. Conducir con hielo es peligroso, aunque a veces no somos conscientes de lo cerca que podemos estar de sufrir un accidente tonto, tonto, tonto.

Quienes sí lo saben son los protagonistas del siguiente vídeo, que se llevaron un susto que no olvidarán jamás. Circulaban en un Ford Fiesta de los viejos y tuvieron un problemilla que no supieron remediar como es debido. ¿Falta de experiencia? ¿Pánico? Quién sabe. A todos nos puede pasar algo así.

Angustia y patinaje sobre hielo

Como podrás ver a continuación, el Fiesta entra en escena sin aparentes problemas. Todo va sobre ruedas hasta que deja el asfalto para entrar en una zona de adoquines. Pisa el freno, las ruedas delanteras se quedan completamente bloqueadas, y a partir de ese momento empieza el espectáculo.

Consejos para recuperar la tracción

Para no acabar como la conductora y su acompañante, te recomiendo mantener la calma y actuar siguiendo una serie de consejos.

Si se te va el eje delantero: Suelta el pie del acelerador y deja de mover el volante. Si no pasa nada raro, el coche recuperará la trayectoria correcta y todo quedará en un susto.

Si se te va del eje trasero: No toques el freno porque es contraproducente. Mueve el volante en la misma dirección hacia la que se está moviendo el eje trasero. Con media vuelta de volante tendrás suficiente. Si continúas girando es probable que empeores la situación y que el coche acabe dando bandazos.

Por último, y no menos importante, recuerda que lo ideal es frenar poco a poco, progresivamente. Nunca hay que pisar el pedal de freno con fuerza, y a poder ser hay que reducir la velocidad bajando marchas. El freno motor puede convertirse en tu mejor aliado en este tipo de situaciones.

Accidentes, Videos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *