Cómo pagar menos por el Impuesto de Matriculación

seat
Averías, combustible, revisiones periódicas, ITV, pinchazos, seguro… Son demasiados gastos los que hay que afrontar al comprarse un coche, y uno de ellos es el que tiene que ver con el Impuesto de Circulación, un impuesto del que no se libra nadie año tras año.

El pasado 1 de abril se abrió el plazo para pagarlo y en la mayoría de ciudades tienes hasta el 31 de mayo para pasar por caja. Los caballos fiscales de tu coche influyen a la hora de pagar más o menos por él, pero también hay que tener en cuenta las diferencias que existen entre localidades. Por eso mismo hoy quiero compartir una serie de consejos que te vendrán muy bien para ahorrar en el pago del Impuesto de Circulación. Todo legal, no te preocupes.

Vete a un pueblo

Se paga menos en los pueblos que en las ciudades. Por eso es recomendable empadronarse en otro municipio donde la cuota a pagar por el Impuesto de Circulación sea inferior. Primero hay que cambiar el domicilio legal y luego hay que informar a la Jefatura de Tráfico. Esto último hay que hacerlo aportando el último impuesto abonado, la ficha técnica del vehículo (y una fotocopia) y el certificado de empadronamiento. Para que te den dicho certificado es imprescindible que tengas una vivienda allí o que estés viviendo de alquiler.

Hay que tener en cuenta que la reducción en el pago por el Impuesto de Circulación no se hace efectiva hasta el año siguiente. Da igual que lo hayas hecho el 1 de enero de 2015, puesto que no empezarás a pagar la cuota del pueblo que hayas elegido para empadronarte hasta 2016.

Volkswagen Passat Advance

Si tu coche tiene más de 25 años…

¿Tienes un coche con más de 25 años de vida? En ese caso puede que estés de suerte, ya que existe la posibilidad de matricularlo como un modelo clásico o histórico, en cuyo caso puedes disfrutar de un descuento que puede llegar hasta el 100% de la cuota del Impuesto de Matriculación. Eso sí, ten en cuenta que en algunos municipios no hay descuento que valga por ello, así que asegúrate antes de hacerlo.

Para que tu coche pueda lucir la placa histórica, te pedirán su ficha técnica y tendrás que demostrar que vives donde supuestamente vas a beneficiarte de ello. El trámite en cuestión implica un gasto, así que antes de mover ficha valora lo que te vas a ahorrar gracias a ello para saber si te conviene o no.

coche clasico

Formas de pagarlo

Casi todos los ayuntamientos envían el Impuesto de Matriculación por correo postal. Lo único que tendrás que hacer para pagarlo es acudir a una de las entidades bancarias en las que esté permitido efectuar el abono de la cantidad correspondiente. Si el ayuntamiento no te ha enviado nada, tendrás que personarte allí para saber qué cantidad te toca pagar y podrás saldar tu “deuda” cuando quieras dentro del plazo estipulado.

Las capitales de provincia más caras y las más baratas

Al contrario de lo que puedas pensar, Madrid y Barcelona están en la media. La más cara es San Sebastián con diferencia, ya que allí pagan entre 42,30 y 346,32 euros en función de los caballos fiscales (CVF). Las más baratas son Badajoz, Pamplona, Melilla, Pontevedra, Soria, Ceuta, Zamora, Palencia, Cáceres y Jaén, donde el Impuesto de Matriculación aproximadamente oscila entre los 6,31 y los 56 euros en función de los CVF.

Para saber más sobre las diferencias que existen, te recomiendo leer el artículo que publicamos el año pasado sobre ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *