Coches del Año 2013 según el jurado del Salón de Nueva York


El primer premio gordo, el de World Car of the Year (Coche del Año), se lo ha llevado el Golf MK VII, cuando ni siquiera ha llegado a Estados Unidos (allí aterrizará en el 2014 y se venderá como el Golf 2015). Los miembros del jurado han dictaminado que es el hatchback compacto más equilibrado; sin ser superlativo en ningún terreno, “es un coche para cualquier persona”, cito palabras de la nota de prensa. El Golf le ha ganado la partida al Mercedes Clase A; cada cual que piense lo que quiera sobre el resultado de la disputa.


En la categoría de mejor rendimiento (World Performance Car of the Year), otro alemán dentro de la órbita VAG ha salido victorioso. El Porsche Boxster ha ganado el pulso al Ferrari F12 Berlinetta y a los Subaru BRZ / Toyota GT-86. Creo que también han usado palabras demasiado impulsivas al sentenciar que el Boxster es aún un mejor deportivo “que el icónico 911.”


Como coche con mejor diseño del año (World Car Design of the Year), el novísimo roadster de Jaguar, el F-Type, ha conquistado a los votantes. En el resumen oficial me llama la atención la frase de “es un amanecer prometedor”. Estoy bastante de acuerdo. El Aston Martin Vanquish y el Madza 6 estaban dentro del bombo. Y tampoco hubiera sido un disparate que ganase cualquiera de los otros dos.


En el concurso por ser el mejor coche ecológico del 2013 (World Green Car of the Year), en Nueva York han fallado a favor del Tesla Model S. El concept del Volvo V60 Plug-In Hybrid y el Renault Zoe se han quedado en la cuneta, porque el Tesla, además de ser eléctrico, es insuperable en espacio al tiempo que otorga el rendimiento de un supercar. Ésos son los valores que según ellos han terminado por darle la distinción al Tesla.

Concursos de “coche del año” hay cincuenta mil, algunos parecen serios, otros se asemejan más a una farsa. Los premios del Salón de Nueva York generalmente la prensa los incluye dentro del primer saco. Si hemos de aceptar que los jueces son imparciales, la deducción más obvia es que el público estadounidense cada vez tiene en mayor estima a los fabricantes europeos y japoneses. Sólo un fabricante nativo optaba a un premio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *