Citroën no descarta volver a Estados Unidos

logo de citroen
Por la misma razón que SEAT no descarta regresar a Australia, Citroën está meditando seriamente la posibilidad de comprar un billete de ida a Estados Unidos, pero esta vez con la intención de no tener que hacerse con otro de vuelta por culpa de un fracaso comercial.

La firma francesa se ha venido arriba con el nacimiento de la división DS. Su perfil de generalista que vende coches a buen precio se mantiene, y de hecho es el que genera esos ingresos que hacen posible que todos los trabajadores de la casa tengan un plato de comida sobre la mesa cada día. Sin embargo, con la división DS pueden dar un paso al frente y explorar nuevos mercados porque se despojan de todos sus complejos.

Enfoque 100% premium

Es cuestión de meses que la división DS se convierta en una marca premium a nivel global. Fabricarán coches con mejores acabados y con motores más potentes para seducir a clientes que no se fijan demasiado en el precio cuando se acercan a un concesionario. Será, por tanto, una especie de Infiniti, Acura o Lexus.

Citroen DS
La propuesta está sobre la mesa y ahora solo tienen que estudiarla. La decisión final parece ser que llegará en 2017, pero el primer DS no pisaría territorio yanqui hasta 2020, puesto que estamos hablando de una marca a la que todavía le queda mucho por hacer para ganarse un buena reputación.

¿Con qué motores?

De instalarse en Estados Unidos, será curioso ver por qué tipo de motores se inclinan. ¿Recurrirán a grandes mecánicas V6 o apostarán por el downsizing? Por esos lares cada vez les importa más ahorrar combustible, pero Ford, Chrysler y Chevrolet, tres de los grandes animadores del mercado, todavía no ven muy claro eso de ofrecer motores frugales por esos lares.

Automoción, Citroën,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *