Citroën C1 “Swiss & Me”, un guiño a Suiza


Citroën ha querido tener un bonito detalle con los suizos con motivo del Salón del Automóvil de Ginebra. Jugar en casa sería jugar en el Salón de París, pero lo van a arreglar con un prototipo muy atractivo del nuevo Citroën C1.

Se llama Citroën C1 “Swiss & Me” y no refleja grandes cambios más allá de lo que podéis ver a simple vista. Para ellos ha sido tan simple como personalizar determinadas partes de un urbano que ya de por sí es muy personalizable.

Cambios a la helvética

Han ensanchado los pasos de rueda, dispone de una talonera específica, los neumáticos son más grandes y la salida de escape va situada en la parte central del paragolpes trasero. Sin embargo, el cambio más llamativo es el que afecta a los colores de su carrocería, ya que se ha teñido de blanco y rojo para identificarse con los tonos de la bandera de Suiza.

El efecto bi-tono combina el blanco nacarado con el rojo que se exhibe en el techo, en las carcasas de los retrovisores exteriores y en otras partes más discretas. Es, en definitiva, un ejercicio de peloteo o complicidad, como queráis llamarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *