Chevrolet Cruze: por fin llega la versión Clean Diesel


Que no veáis muchos Chevrolet Cruze circulando por las principales ciudades españolas no quiere decir que sea un coche que ha fracasado. En Estados Unidos y Canadá es un superventas, y tal vez por ello General Motors ha decidido utilizar ese prestigio para lanzar su primer motor diesel en Norteamérica en los últimos 20 años. ¿Se han vuelto locos Jimmy?

La respuesta es no. Se empezará a vender en verano y presumirá de ser menos contaminante que los diesel que se comercializan en Europa. El Chevrolet Cruze Clean Diesel es un 2.0 Turbodiesel que entrega 148 CV de potencia y 350 Nm de par máximo a 2.000 rpm. Es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en menos de 9 segundos, un dato que le permite superar al Volkswagen Jetta TDI Clean Diesel DSG que también se comercializa por esos lares.

Cumple con las normativa anticontaminación

El motor ha sido desarrollado en Alemania e Italia y es capaz de cumplir con todas las normativas anticontaminación que se aplican en Norteamérica. Es más, se comenta que también podrá cumplir con la normativa Euro 6 que entrará en vigor en el viejo continente a partir del año que viene.

Si hacemos una comparación entre el Clean Diesel y el de la generación anterior, rápidamente nos damos cuenta de que las mejoras son considerables. Emite un 90% menos de óxido nitrógeno y partículas para que en ciudades como Nueva York, Chicago o Vancouver se respire un aire un poco más limpio. En España la versión diesel del Cruze se va hasta los 163 CV y contamina más, pero es legal porque cumple con la normativa Euro 5.

Consumo contenido

Con el Chevrolet Cruze Clean Diesel no puedes completar la Ruta 66 sin repostar, pero puedes recorrer un buen puñado de kilómetros sin preocuparte por lo que marca el testigo del combustible gracias a su consumo: 5,6 l/100 km, que traducido a un test en Europa (en un túnel de viento) sería aún más bajo. Todo ello gracias a un motor que trabaja gracias a las órdenes que le da una caja de cambios automática que viene de serie.

Inyección de urea como novedad

A pesar de los pesares, hay que decir que las tecnologías que emplea este motor ya son conocidas por los fabricantes de motores que van a parar a Europa: inyección directa de gasóleo, turbocompresor de geometría variable, bomba de aceite de caudal variable, catalizador… Lo que cambia es la inyección de urea, que provoca una reacción química que se encarga de limpiar los gases de escape. De ahí que sea “tan” respetuoso con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *