Cadillac CTS 2014: la tercera generación está lista


La tercera generación del Cadillac CTS ya es toda una realidad. La berlina de la firma estadounidense se ha exhibido en el Salón del Automóvil de Nueva York con el objetivo de acaparar miles de flashes, y a juzgar por lo vivido podemos decir que han logrado lo que se proponían. La expectación que generaron las primeras imágenes publicadas fue clave.

Los cambios introducidos son evidentes, tanto a nivel estético como a nivel mecánico. ¡Echémosle un vistazo!

Más largo y más ligero

Las proporciones ya no son las mismas. Mide 4,97 metros de longitud (11 centímetros más que su predecesor), 1,45 metros de altura y 1,83 metros de anchura (menos que el modelo anterior). En lo que a peso se refiere, Cadillac asegura que es más ligero gracias al empleo de materiales como el aluminio, que ha servido para dar forma a la estructura de las puertas. Pesa 1.640 kilos en total.

Tres potentes motores

En Estados Unidos, único territorio donde de momento está asegurada su presencia, se ofrecerán tres motorizaciones distintas, todas ellas gasolina de inyección directa. Son las siguientes:

2.0 Turbo: Con 276 CV y un consumo de 12,38 l/100 km en ciudad (13,07 l/100 km con tracción a las cuatro ruedas) y 7,8 l/100 km en autopista (8,4 l/100 km con tracción total).
3.6 V6: Con 325 CV y con un consumo de 12,38 l/100 km en ciudad (13,07 l/100 km con tracción a las cuatro ruedas) y 7,8 l/100 km en autopista (8,71 l/100 km con tracción total).
3.6 V6 TT: Con 426 CV y con un consumo de 13,84 l/100 km en ciudad y 9,41 l/100 km en autopista (solo está disponible con tracción trasera).


Hay que destacar el estreno de la caja de cambios automática de ocho velocidades, la TL80. Con ella el CTS puede pasar de 0 a 60 mph (97 km/h) en 4,6 segundos. Solo está disponible para el V6 atmosférico con tracción trasera, ya que con tracción delantera y con el 2.0 Turbo la única opción disponible es una caja de cambios automática de seis velocidades.

Habitáculo espacioso

Si nos subimos al Cadillac CTS percibimos una calidad sublime en los acabados. No se han cortado a la hora de emplear materiales nobles (madera, fibra de carbono, aluminio…) y han decidido que sea lo más ergonómico posible para el conductor. Hay hasta 8 acabados distintos y los asientos pueden ser de piel cortada o cosida a mano. También pueden llevar ventilación y calefacción (solo los delanteros).


De tecnología no anda mal. Incluye control de crucero adaptativo, asistencia a la frenada de emergencia, preparación para la frenada autónoma, avisador de cambio de carril involuntario, detector de ángulo muerto, conectividad GPS a través del servicio OnStar, sistema de protección avanzada a peatones, cámara de visión trasera, etc.

En otoño llegará a Estados Unidos, mientras que en Europa es muy probable que no lo veamos nunca. Es un coche muy americano y sería extraño verlo por estos lares, y más ahora con la crisis que hay.

Os dejo con un vídeo de su presentación y con una extensa galería de imágenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *