Bugatti eléctrico para el futuro


Bugatti es una de esas firmas de ensueño que sólo se dedica a crear superdeportivos espectaculares como el conocidísimo Veyron. Muchos de nosotros siempre hemos pensado que los beneficios que provienen de este modelo son enormes, aunque la estrategia de esta firma francesa se basa en ir lanzando ediciones especiales que puedan convertirse en el capricho de los más ricos, los únicos que se pueden permitir el lujo de comprarse un coche valorado en un millón de euros o más.

Pues bien, el último proyecto en el que están pensando, según la revista británica Auto Express, gira en torno a la idea de producir un Bugatti eléctrico que se convertiría en el más rápido del mundo. Para ello contaría con dos increíbles motores de una potencia de 800 CV, de 2.200 Nm desde los 0 km/h y de unas emisiones de dióxido de carbono de 0 gr/km.

Lo peor de todo es que las baterías son incapaces de aguantar aceleraciones como las que el Bugatti es capaz de ofrecer. Eso significa que las baterías tendrán que ser muy grandes, de más peso, lo que perjudicaría a la relación peso/potencia. Además, los tiempos de carga serían especialmente largos.

De llegar a producirse este Veyron eléctrico, hay que decir que no sería el primer eléctrico de la compañía. Ettore Bugatti ya se paseaba por su fábrica en los años 30 con un Bugatti Type 56 eléctrico. En aquel entonces mucha gente se interesó por el modelo, aunque se quedó en un prototipo que nunca llegó a producirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *