Audi F12 e performance


Los alemanes ya dan por terminado el desarrollo del R-8 e-tron, que se lo llevarán a París tal y como estará disponible a la venta. También han dicho que para el 2020 habrá versiones eléctricas de toda su gama. Un plan ambicioso que veremos cómo casa con la evolución de los puntos de recarga y del desarrollo de las baterías. Pero el R-8 no puede servir como base de partida para desarrollar una tecnología aplicable a toda los coches de Audi, así que están desarrollando este prototipo para buscar la forma en que se pueda implementar el sistema de impulsión eléctrica a cualquier Audi.

Sobre el mismo R-8 han desarrollado el F12 e performance, que por fuera no ofrece nada nuevo pero que por dentro acumula todas las horas extras de los ingenieros. La clave es un sistema de baterías que no sea cerrado, sino modular, y que se puedan poner más o menos celdas de acumuladores en función del modelo y las características de cada vehículo.


Estas colmenas de baterías han de poder dividirse por todo el coche para repartir el peso. En el caso del F12 son dos contenedores, uno en el centro del habitáculo y otro detrás de los asientos. Sea como sea, la idea es que sólo haya un concepto aplicable para todos, porque desarrollar individualmente diferentes tipos de electrificación dependiendo del coche haría que los precios finales de venta no tuvieran ningún sentido. De ahí la importancia de este sistema modular.


Las pequeñas celdas o baterías de momento son de iones de Litio, cosa que puede ser un contratiempo. Tesla ya lo ha avisado, pues son las que utiliza en sus dos modelos. Los acumuladores de iones de Litio son muy sensibles al calor, y cuando se usa el sistema de carga rápida se ponen al rojo vivo y eso les merma muchísimo su vida útil. En mi opinión, hay que buscar un tipo de batería que no tenga este handicap y no sé si a día de hoy hay alternativas mejores.


En el F12, la energía eléctrica máxima son 38,4 kW/h, lo que suponen unos 200 CV de potencia. En términos de rendimiento, está algo por debajo del Tesla Roadster, que alcanza los 53 kW/h y los 248 CV.

Lo que sí que es importante es que la potencia se divide en diferentes motores eléctricos, de modo que el coche puede funcionar con tracción delantera, trasera o integral quattro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *