Alonso y Raikkonen se llevarán un Ferrari LaFerrari si ganan el Mundial


¿Cómo puedes motivar a dos pilotos veteranos que están forrados y ya saben lo que es ganar un Mundial de Fórmula 1? ¿Ofreciéndoles más dinero? Está claro que no. El mejor incentivo posible es una de las 499 unidades que se van a producir del Ferrari LaFerrari, el nuevo superdeportivo híbrido de la compañía con sede en Maranello.

Prometido para el campeón

Luca Cordero di Montezemolo, el mandamás, ha hablado con Fernando Alonso y Kimi Raikkonen para prometerles ese juguete valorado en 1,3 millones de euros que irá a parar al garaje del que consiga ser campeón del mundo de Fórmula 1. Su motor V12 de 6.3 litros de 800 CV, acompañado de un sistema de propulsión eléctrico HY-KERS, le permite ofrecer una potencia conjunta que se va hasta los 963 CV.


De esta forma quiere que los dos se peleen para volver a saborear un título que se les escapa desde hace mucho tiempo. Alonso ya sabe lo que es subirse a un LaFerrari para darse una vuelta de vértigo. De hecho, formó parte de su desarrollo a la hora de configurar los asientos y la consola central, al tiempo que rodó varias veces con él por el circuito de Maranello con el objetivo de afinar su puesta a punto.

¿Es una buena idea?

¿Creéis que es un incentivo suficiente o no es más que una forma de promocionar uno de los coches más caros de la historia? Sea como sea, estoy seguro de que a ninguno de los dos le importará tener una unidad en casa. Lo malo va a ser que se peleen en la pista y al final sea contraproducente. Tener dos gallos en el mismo gallinero es peligroso, pero si le ofreces un regalo al mejor la cosa todavía se pone más fea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *