Accidente de un Ferrari 458 Challenge en Nürburgring


A nadie le hace gracia tener un accidente con el coche, y menos si conduces un Ferrari 458 Challenge a 220 km/h. Estamos hablando de una joya de Maranello que vio la luz por primera vez en el Ferrari Annual Dealer Meeting, el 14 de julio de 2010. Según la compañía italiana, es dos segundos más rápido que el F430 Challenge (su antecesor) y dos segundos más lento que el Ferrari FXX.

Lluvia en el Infierno Verde

Todo ocurrió en el circuito de Nürburgring, donde hay que reconocer que no era el mejor día para darse un paseo a más de 200 km/h. Llovía y el asfalto estaba un tanto resbaladizo, aunque no fue eso lo que le llevó a estamparse contra una valla a semejante velocidad.

El conductor y el copiloto se dieron un leñazo que nunca olvidarán, aunque por suerte no les pasó nada grave. La seguridad de esta clase de superdeportivos es máxima, pero eso no quita que te bajes del coche con las piernas temblorosas y con ganas de volver a casa rápido. Pisar la hierba es muy peligroso, sobre todo cuando está húmeda o mojada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *