5 coches que fracasaron estrepitosamente


Si hace un tiempo hacíamos un repaso a los 5 coches más feos que se recuerdan, hoy nos volvemos a detener en el reverso más oscuro del mundo del automóvil recordando aquellos coches que, por diversos motivos, fracasaron estrepitosamente. Son vehículos que en su momento crearon grandes expectativas que luego no se vieron cumplidas, llevándolos al fracaso total. ¿Queréis saber cuáles son estos vehículos que tanta desilusión causaron entre los usuarios?

Stude Wagonaire


La revista norteamericana The Times ha catalogado a este familiar cabrio como el mayor fracaso de todos los tiempos, y no solo por parecer una triste funeraria. Solo 940 unidades del Stude Wagonaire fueron vendidas desde su nacimiento en 1963, y con razón ¿Quién desea llevar su equipaje descapotado?

Ford Edsel


Este coche es el causante de que Roy Brown, uno de los directivos más prometedores de la industria del automóvil, haya tenido que salir por la puerta de atrás de Ford. Este modelo obtuvo unas tristes ventas de 63.000 unidades, y su popularidad cayó hasta semejante punto que los americanos comenzaron a llamarlo “aro de inodoro” o “collar de burro” entre otras cosas. Su exportación a Europa en 1957, causó pérdidas millonarias para Ford, por lo que pusieron punto y final a su producción en 1960.

Citroën SM


En 1968, Citroën y Maserati llegaron a un acuerdo para acoplar el potente motor V8 italiano a un chasis del fabricante francés. Tras dos años trabajando en el denominado Citroen SM, finalmente fue presentado en el Salón de Ginebra en marzo de 1970. Al principio causó buenas sensaciones, o al menos eso pensaron, ya que las constantes averías del motor acabaron con su reputación y la de la alianza franco-italiana.

Ro 80


Este modelo futurista fue el punto y final para la empresa NSU, tenía un innovador motor Wankel y mucha visibilidad para el conductor, suspensiones independientes, cambio automático de tres velocidades, todo parecía maravilloso. Pero nada más lejos de la realidad, cada pieza del coche se rompía con más facilidad que la anterior, la fiabilidad del motor se deterioró hasta límites sospechosos (todos tenían problemas a partir de los 24.000 kilómetros), los defectos de fabricación eran continuos e irremediables… nada se pudo hacer, un fracaso absoluto en ventas.

Pontiac Aztek


El primer crossover de General Motors se presentó en 2001 como “el vehículo más versátil del planeta“, con una imagen de vehículo multifuncional enfocado a la juventud y las actividades al aire libre. Tenía un gran espacio interior que presumía de “casa rodante” con compresor de aire incluido, y espacio para bicicletas o tablas de snowboard. El fabricante solo pudo entregar 8.000 de las 70.000 unidades que pensaban vender, con un descenso por año de 5.000 unidades. Con estos números no se puede mantener con vida un vehículo de semejante tamaño.

Coches, Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *