Sin duda una de las películas que mejor permite disfrutar de la buena competición automovilística. “Titan” es un film del director francés Stephane Benini que no ha necesitado mucho decorado para el rodaje. Simplemente el circuito de Nürburgring, algún coche como el Aston Martin DB9R, buena música clásica y una cuidado acompañamiento mecánico. No te pierdas la promo de algo más de seis minutos.