Destrozar un radar a tiros tiene sus consecuencias


¿Alguna vez se os ha pasado por la cabeza destrozar un radar a tiros? Seguramente no, pero hay una persona que no solo lo pensó, sino que lo hizo. Estamos hablando de un vecino de Pont de Suert (Lleida) que acribilló el radar de Villaller (pk 130, N-230) que había pillado a su Audi S3 a más velocidad de la permitida hasta en dos ocasiones.

Ni corto ni perezoso, con un cabreo monumental por culpa de las dos multas, decidió aparcar su coche y sacó un rifle del maletero para cebarse con el cinemómetro sin piedad. Le disparó hasta en tres ocasiones, por lo que ya os podéis imaginar en qué estado quedaron la cámara de vídeo exterior, los cristales, el flash, la antena y el objetivo.
SEGUIR LEYENDO “Destrozar un radar a tiros tiene sus consecuencias”

Los coches “espiell” de los Mossos d’Esquadra


Los coches “espiell” son los coches camuflados que utiliza la policía de Catalunya, los conocidos Mossos d’Esquadra. La palabra significa “mirilla” y se llaman así porque llevan dos cámaras, una delante y otra detrás para registrar todas las infracciones posibles que se cometen a diario.

Cuesta mucho darse cuenta de que delante se tiene a un coche espía. No tienen ningún distintivo de los Mossos d’Esquadra y ninguna luz de policía que se pueda ver. Tan sólo podemos darnos cuenta de que estamos frente a uno de ellos si nos ponemos al lado y vemos como los ocupantes llevan el típico uniforme reflectante de este cuerpo de policía.

Normalmente suelen ser Seats (León o Altea) que van dando vueltas por toda Cataluña. Las infracciones que se detectan son grabadas en vídeo y el infractor no tiene nada que decir. No sólo se sanciona la velocidad excesiva, también otras conductas peligrosas como conducir haciendo eses, saltarse un STOP o conducir mientras se habla por el móvil.

La DGT no tiene coches camuflados de este tipo. Los Mossos d’Esquadra tienen la competencia de la DGT en Cataluña y los llevan empleando desde hace ya varios años. La verdad es que me parece genial, porque muchos infractores que son muy peligrosos se salvan porque se dan cuenta de que tienen a la policía en lado. De esta forma, hacen el loco sin saber que van a ser pillados.