Coches reales fabricados en impresoras 3D


No hace demasiado tiempo, la impresora era un aparato bastante tosco de más de 12 kg de peso, que copiaba papeles haciendo ruidos mecánicos y cuyos cartuchos o tóner de coloración se cambiaban una vez superadas las 330 hojas. Desde que las impresoras se pasaron al 3D, ahora pueden moldear casi cualquier cosa, hasta coches reales con motor. Has leído bien, los siguientes coches se pueden conducir y todos ellos han salido de una impresora. ¿Qué será lo siguiente?
SEGUIR LEYENDO “Coches reales fabricados en impresoras 3D”