El SEAT Ateca 2016; nueve años después

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

seat ateca 2016 2
SEAT ya ha colgado en su página de prensa, que es abierta al público, una prosa extensa acerca del senderista con chanclas de tamaño mediano y apelativo aragonés. La nota contiene las suficientes ambigüedades para reservarse el derecho a cambios de última hora, cuando haya pasado la feria suiza. A las tiendas llega en primavera del 2016.

Como se ha anotado arriba, cualquiera puede consultar libremente la documentación, así que tiene escaso sentido replicar lo que allí se explica con muchos americanismos y euforia de adjetivos.

Más de lo mismo

Desde que uno se dedica a esto de emborronar hojas con datos de vehículos, nunca me había visto sumido en aburrimiento de lectura tan grande; quien desee hoy consultar equipamientos y datos técnicos, o ver unas fotografías, le basta con acudir directamente a los comunicados del fabricante desde un ordenador o un teléfono, la entrada es libre. Y da la impresión que los dossiers se redactan sobre un formulario compartido y consensuado entre todas las marcas donde se van rellenando los huecos con el nombre del coche, las terminaciones y los accesorios.

La astenia periodística, la transmutación de los análisis en pasquines desvaídos, es un espejo de la desgana automovilística; distinción entre nacionalidades hay poca o ninguna. Y, en el caso alemán, que es lo que nos ocupa aquí, Q3, Tiguan y Ateca son coches sin aspecto, prospectos timbrados con un logotipo u otro.

Llega tarde a la fiesta

Para el año 2007, el grupo VAG comenzó a desenvolver los planes para ir moviendo a los compradores de monovolúmenes hacia productos de igual aptitud multipropósito, pero que pareciesen distintos y reavivasen las pavesas de una industria que transitaba por un momento flaco en lo económico.

seat ateca 2016 3
El concepto del Tiguan en Volkswagen y el concepto del SEAT Tribu se hicieron en las mismas datas, hace casi una década. En último lugar, se resolvió que Volkswagen fabricaría el Tiguan y Audi el Q3, y que SEAT seguiría la vereda desesperante de ir enseñando más prototipos. En el 2011 vimos el IBX y en el 2015 el León Cross Sport y el 20v20.

Traducido en automóviles que se pudieran vender, SEAT obtuvo los favores de su señora madre para vestir el Altea más grande con utillajes todoterreno. Skoda, a ese estancamiento desde la gerencia, le dio más brillo y originalidad con el Yeti.

Ahora que el Tiguan lleva en el mercado ocho años y va a pasar por su segunda generación, y al tiempo que el Q3 ha resistido con bastantes dificultades un quinquenio, SEAT hinca el pie en el asunto de los SUV. Skoda vendrá luego, con algo que se extraiga del maniquí ‘Vision S.’

seat ateca 2016 11

Ni una sola versión eco-friendly

Cuando se han observado bien el Tribu, el IBX, el León Cross Sport y el 20v20, el finalizado Ateca da algo de tristeza por su aire de burócrata. Ni siquiera viene agitando una bandera azul o verde; TSI y TDI; DSG y 4Drive. Sin hidrógeno, sin electricidad, sin hibridación de pilas o GLP o Gas Natural. Ingenieros que ganan poco y que son tratados con desdén; tecnología yerma con cámaras 360º, internet y pantallas táctiles.

En Ginebra lo sabremos todo

Al punto que tengamos el almanaque entero del Ateca; los precios de las terminaciones para cada motor, de los equipos electrónicos adicionales y la composición de todo el catálogo, lo añadiremos a continuación de este artículo. Entretanto, al que le urja un vehículo con tracción integral y preparado para conducir con energía en suelos difíciles, le continúo recomendando el León X-PERIENCE. Dentro de SEAT, no hay mejor máquina que ésta.

Fotos del SEAT Ateca y los prototipos previos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *