Overfinch crea dos Range Rover únicos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

overfinch-range-rover-23
Hay que ver cómo se las gastan en Overfinch, la división más lujosa de una marca que ya de por sí despierta el interés de quienes ahorran varios miles de euros cada mes. Echando un vistazo a su página web uno se da cuenta de las virguerías que son capaces de hacer para perfeccionar modelos que no necesitan demasiados retoques.

La última tiene que ver con Range Rover Autobiography V8 L, el de batalla larga. Se lo han llevado a la fábrica, se han reunido con los diseñadores y se han estrujado los sesos para crear un par de unidades que son únicas en todo el mundo.

Presentados en un ambiente apropiado

Ambas se dejaron ver en la última edición del Pebble Beach Tour d’Elegance, un evento al que solo están invitados unos cuantos cochazos y unos cuantos ricachones. ¡Ah! Y algún que otro periodista que se encarga de inmortalizar el evento mientras esquiva a camareros y azafatas que ofrecen canapés de caviar, angulas y trufa blanca a la jet set.

overfinch-range-rover-19

Un brindis por Manhattan y Londres

Estos dos one-off de Range Rover tienen un significado muy especial para dos vecindarios. Uno es el de Manhattan, el distrito más poderoso de Nueva York económicamente hablando, y el otro es el de Londres, una ciudad que está relativamente cerca de la sede de Coventry.

Abundan los clientes por esos lares, así que el guiño tiene sentido. Overfinch ha empleado más de 250 horas para terminar cada coche, que como puedes imaginar es más artesanal y exclusivo que el que sale de fábrica. Buena prueba de ello es su delicado interior, personalizado al máximo para convertirlo en una obra de arte.

overfinch-range-rover-2
Los skylines de Manhattan y Londres aparecen en sus respectivas versiones para que no tengamos problemas a la hora de diferenciarlos. El británico es azul, mientras que el estadounidense es de un negro tirando a gris. En ambos casos hay que hablar de llantas de aleación de 22 pulgadas, salidas de escape deportivas y una rejilla de fibra de carbono que debe aligerar su peso.

Cuesta más que un piso

El susto te lo llevas cuando conoces el precio. Te dicen que cuesta 249.990 libras (unos 282.000 euros) y te quedas descompuesto, señal inequívoca de que no eres una celebrity capaz de asumir semejante desembolso.

Fotos de los Range Rover de Overfinch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *