No todos los talleres pueden hacer las revisiones del Ford GT

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Ford GT 1
Hay que ver lo pijos y exclusivos que se han puesto en Ford con su nuevo superdeportivo, el Ford GT. Ya nos sorprendieron con los requisitos y las condiciones impuestas para adquirirlo, que iban más allá de los 400.000 dólares que cuesta aproximadamente, y ahora vuelven a la carga dejando claro que cualquier taller no podrá encargarse de hacer las revisiones.

Todo bajo control

Los norteamericanos quieren ofrecer el mejor servicio posible, y son conscientes de que no todos sus talleres están preparados para llevar a cabo un trabajo fino. De ahí que hayan preparado un documento interno que ha visto la luz gracias a All Ford Mustangs.

Para empezar, los mecánicos que se enfrenten a un Ford GT deberán recibir una formación específica por parte de Multimatic, que es la empresa canadiense que se encarga de fabricar el Ford GT. Eso sí, solo estarán autorizados para llevar a cabo determinadas operaciones de mantenimiento.

Ford GT 2
Lo más básico y elemental estará en sus manos, pero lo más complicado implicará la intervención de un mecánico de Multimatic, que atenderá a la llamada a la mayor brevedad para indicar qué es lo que hay que hacer. Si el trabajo es demasiado complejo como para retransmitir la reparación por teléfono, el técnico se desplazará hasta el taller sin importar si está en la Conchinchina, en El Puerto de Santa María o en Sídney. Eso si el coche no ha quedado gravemente dañado, porque en ese caso hay que llevarlo directamente a fábrica.

Otra cosa que me ha llamado mucho la atención es que no se podrá reparar en cualquier parte del taller. Estará en una zona alejada del resto de vehículos para no mezclarse con la plebe. No vaya a ser que sus formas pierdan deportividad o las prestaciones disminuyan. Ya se sabe que todo lo malo se pega…

Para llevar el coche al taller no valdrá con llamar a Grúas Manolo. Hay que hacerlo con una grúa adaptada para el transporte del Ford GT, con las dimensiones y los anclajes necesarios para que el superdeportivo viaje cómodo. Todo ello junto a un juego de gatos y soportes específicos que solo las personas autorizadas podrán utilizar.

Ford GT 3
Mientras no se esté trabajando con él, será obligatorio colocar una funda para que no se ensucie. Además, está prohibido aparcarlo al aire libre aunque sea dentro de un reciento custodiado por el taller.

La inversión no es pequeña

Teniendo en cuenta que toda esta parafernalia le puede costar entre 30.000 y 50.000 dólares a los talleres que acepten tantas condiciones, no tengo muy claro que vaya a haber una lista de espera para ser uno de los talleres que ofrecen el mantenimiento del Ford GT. No hay que olvidar que no se van a fabricar muchas unidades del Ford GT (han programado 500) y que esto solo tiene que ver con el mantenimiento o la reparación de pequeñas incidencias. No es una inversión para forrarse, pero sí que es verdad que te da un cierto caché.

Artículo relacionado: El Ford GT recibe más de 7.000 pedidos en una semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *