No pagar las multas de tráfico
Por el motivo que sea (disconformidad o falta de dinero), resulta que no quiero pagar la multa que me ha llegado de tráfico. ¿Qué pasa entonces?

Toma nota porque la cosa es seria. Tanto si la multa te viene del ayuntamiento como de la DGT, en caso de que no abonar la cantidad fijada, te descontarán esa cantidad de la devolución de Hacienda (en el caso de que sea a devolver), te embargarán la cuenta corriente o incluso pueden embargarte la nómina con el consecuente el proceso que puede durar un año.

Entonces puedes pensar que si estás exento de hacer la declaración o te sale a pagar, no tienes dinero en la cuenta corriente del banco (eres pobre o lo tienes bajo el colchón de casa) y no tienes trabajo; legalmente no tienen forma de cobrarse la multa. Dicho queda… Sin embargo, lo mejor es pagar la multa antes de quince días ya que lograrás descuentos de hasta el 40% por pronto pago.

Si la multa te la ponen en el extranjero, en el caso que te pare la Policía por cometer una infracción, deberás pagar la multa al contado y en el mismo momento. De lo contrario te inmovilizarán el vehículo. Si no la pagas y en la frontera detectan que tienes una sanción pendiente de pago, no te dejarán salir del país conduciendo.

Si te pusieron la multa mientras conducías un coche de alquiler (renting), la empresa te descontará el importe a través de la tarjeta de crédito o del mismo depósito que tuviste que dejar.